Se agrava la guerra del gas

La estatal rusa Gazprom denunció que Ucrania cortó el último gasoducto que abastecía a gran parte del continente. A su vez, Rusia dejó sin suministro a Ucrania.
El consorcio ruso Gazprom denunció hoy que Ucrania cortó por completo el suministro de gas ruso a Europa. "Ucrania cortó el último gasoducto por el que el gas ruso se suministraba a Europa", dijo a las agencias rusas el vicepresidente de Gazprom, Alexandr Medvédev.

Por su parte, la compañía gasífera ucraniana Naftogaz afirmó que el consorcio ruso Gazprom suspendió totalmente el bombeo de gas a Ucrania para su transporte hacia Europa.

"A las 07.44 (05.44 GMT) se suspendió totalmente el suministro de gas a través de la última estación de bombeo hacia Ucrania, Sudzha", dijo a la prensa el portavoz de Naftogaz, Valentín Zemliaski, y al no recibir carburante de Rusia, la compañía ucraniana a su vez se ve "obligada a cortar por completo los suministros de gas a Europa", puntualizó.

Comentá la nota