Se agrava la falta de agua en el interior

Los más afectados son las Sierras Chicas, Gran Córdoba y parajes del norte / En Salsipuedes, parte de la provisión se hace con los camiones cisterna.
La crisis hídrica no da respiro en Córdoba. Las zonas más complicadas por la sequía desde hace meses siguen sin poder normalizar la situación, y en algunos casos, por el calor intenso de los últimos 10 días, se vieron agravadas. Siguen siendo las Sierras Chicas, el Gran Córdoba y el valle de Punilla los sectores más complicados.

En Salsipuedes, pueblo vecino a Río Ceballos, la prolongada falta de lluvias volvió a producir una notable bajante de las napas y a resentir el servicio de agua potable. El municipio advirtió que bajó a la mitad la posibilidad de "producir" agua. Más de 300 familias se encuentran allí sujetas a un plan de distribución de agua domiciliaria a través de camiones cisterna.

En sus vecinas Unquillo, Río Ceballos y Mendiolaza, el aporte de agua desde hace dos semanas de la ampliada planta potabilizadora de La Calera no alcanzó a variar la situación: en las tres seguirán, casi seguramente hasta marzo, con los cortes por 24 horas, dos días por semana, de los que se exceptúan los establecimientos turísticos.

Ayer también se cortó el servicio en zonas de Villa Allende.

El dique La Quebrada sigue bajando su nivel, como es esperable en verano.

Pozos secos. Jesús María y Colonia Caroya, en tanto, tampoco salen de la emergencia hídrica. Los pozos de extracción de agua muestran la misma merma productiva que registraban en agosto pasado, de un 30 a un 70 por ciento.

Ni la cuenca del río Ascochinga ni del Santa Catalina han registrado incrementos en su caudal. La planta principal de agua para Jesús María, que suele poner en red en verano un flujo de 700 mil litros por hora, lo disminuyó a menos de la mitad. Se insiste en reclamar cuidarse en el consumo, para evitar restricciones.

Carlos Paz. En Villa Carlos Paz, la provisión del servicio se complicó en los últimos días en el sector de Villa del Lago. La Cooperativa San Roque, que provee de agua a esa área junto a las costas del San Roque, decretó esta semana el "alerta roja" a partir de la marcada bajante del arroyo Los Chorrillos, desde donde se provee del recurso. Hasta ahora no se aplicaron cortes.

Por otra parte, Jorge Boido, vocero de la Cooperativa Integral de Villa Carlos Paz, sostuvo que en los demás barrios la situación del servicio es normal. Sin embargo, reconoció que existen problemas en los sectores altos de la ciudad en algunas horas a partir del derroche que se produce por las altas temperaturas y el exceso de riego por parte de los usuarios.

"Son algunos barrios puntuales, en algunos horarios, porque los niveles de consumo se elevaron por el calor y la falta de lluvia", dijo Boido, que acotó que la situación se normaliza durante la noche.

Comentá la nota