Se agrava el conflicto municipal en Añelo

Mientras la toma continúa, un delegado de UPCN fue agredido y está "grave". El episodio sucedió en la noche del miércoles, cuando una persona resultó herida. Está internado en la capital neuquina, en el hospital Castro Rendón.
El conflicto que empleados municipales de Añelo sostienen desde el pasado 16 de marzo en reclamo del pago de una deuda por sueldos mal liquidados desde junio de 2006 a igual mes de 2008, se profundizó en las últimas horas a raíz de un confuso episodio registrado el miércoles por la noche.

La persona que habría resultado herida fue el delegado de UPCN, Ramón Fuentes, que trabaja en el sector de recolección de basura. Así lo aseguró el secretario de Interior de UPCN, Néstor Bustamante, quien informó que la víctima fue derivada al hospital Castro Rendón, donde fue internada y sometida a una intervención quirúrgica. «Su estado es grave. Los médicos ya le dijeron que va a perder un ojo», indicó.

El sindicalista explicó que el hecho se produjo a la salida de un boliche local y agregó que Fuentes fue agredido por «una persona contratada por el intendente Jacinto Hernández para recolectar la basura».

El delegado de ATE, Sebastián Albornoz, ratificó que el hecho se produjo en un boliche y aseguró que el agresor «trabaja en la cooperativa de desocupados». Además, aseguró que «Fuentes también tuvo un encontronazo con el secretario de Gobierno, Alejandro González».

Reunión

Consultado por esta situación, Hernández dijo que está gestionando una reunión con el gobierno provincial. Además, aclaró que no tiene personal contratado para recolectar la basura sino que el gabinete municipal y los desocupados están, por ahora, prestando este servicio.

Reconoció que «puede ser que alguno de los desocupados que colaboran en la recolección de la basura haya estado involucrado»; aunque sobre el secretario de Gobierno no quiso dar declaraciones.

En este contexto, el secretario general de UPCN, Osvaldo Lorito, pidió por nota urgente la intervención del ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, teniendo en cuenta la «inmadurez política de Hernández» para zanjar la situación. Bustamante también advirtió que al intendente «se le fue de las manos» el conflicto; y ratificó que la toma del edificio municipal continuará durante toda la Semana Santa.

En tanto, Albornoz señaló que los días de paro fueron descontados en los haberes que corresponden a marzo, siendo que la subsecretaria de Trabajo declaró que la medida de fuerza era legal. «Quieren apagar el fuego con nafta. De esta manera no se va a encontrar una solución», sostuvo.

Y agregó: «Ya no damos más. Nunca hemos tenido esta situación. Reclamamos algo que es justo, que nos pertenece. Probablemente mañana tengamos una reunión con Tobares».

Comentá la nota