El 31 de agosto vence la conciliación en Mahle

Los empleados de Mahle sumaron ayer una carpa en la planta de la empresa en El Talar, que se mantuvo hasta las 20, y siguieron con la protesta frente a la sede de Rafaela.
En ese marco, y tras haber cobrado 1000 pesos el viernes pasado, recordaron que "aún restan las liquidaciones de quincena y el mes de julio". El delegado Claudio Maldonado se manifestó optimista con la concreción del traspaso de la firma el próximo 31 de agosto, cuando venza la conciliación voluntaria, y afirmó que no tuvieron ninguna comunicación oficial sobre el interés del empresario Cristobal López en adquirir la fábrica, que fue informado ayer por Rosario/12. "Nosotros queremos que la planta se abra, y después veremos el resto", indicó el delgado.

Los trabajadores de la planta de capitales germanos pudieron cobrar parte de los haberes adeudados -los 1000 pesos que la empresa pagó el viernes pasado, tras la reunión en Trabajo- gracias a que el gobierno nacional liberó el dinero del IVA de las últimas exportaciones que llevó a cabo la fábrica. Sin embargo, el delegado puntualizó que con esa suma la empresa no cubre lo adeudado a los trabajadores.

Los operarios de la planta de la zona oeste de Rosario instalaron una carpa en las inmediaciones de la autopartista El Talar, en la zona de General Pacheco, que se mantuvo hasta última hora de la noche y mantuvieron la protesta en Rafaela.

Con respecto a la posibilidad de que el empresario interesado en comprar la planta de la fabricante de aros de pistón sea Cristóbal López, hombre ligado a Néstor Kirchner y concesionario del casino de Rosario, Maldonado dijo que "lo escuchamos en todos los medios pero no recibimos nada oficial".

A cuatro meses de la decisión de Mahle de cerrar la planta, las negociaciones parecían ayer más encaminadas, luego del fracaso de las gestiones con otras firmas, como Taranto, Kim y Europarts. La alternativa de Cristobal López tomó estado público ayer, pero fue mantenida en reserva por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien aspiraba a evitar que se malograra una nueva alternativa. López también tiene una opción de compra de la autopartista Paraná Metal, pero pidió una prórroga hasta el 31 de octubre para concretarla. Maldonado se mostró esperanzado en la reapertura de la planta que los alemanes habían decidido cerrar. "Lo importante es que no se cierre la fábrica. La conciliación termina el 31 de agosto y suponemos que después vendrá la venta definitiva. Por lo que nos dijo Tomada, las cosas vienen más avanzadas", se esperanzó.

Comentá la nota