Agosto, mes clave para las retenciones

Agosto, mes clave para las retenciones
La oposición acordó con la Comisión de Enlace impulsar en el Congreso la baja inmediata de ese impuesto y la reforma de la Oncca
Todos los partidos de la oposición y la Comisión de Enlace del campo acordaron ayer impulsar el mes próximo la baja inmediata de las retenciones a las exportaciones de granos y reformar la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), organismo que regula y restringe el comercio de los productos del campo. Esa es la conclusión de una reunión que los presidentes de las cuatro entidades del agro mantuvieron con los principales referentes del peronismo disidente y del Acuerdo Cívico y Social (ACyS).

En ese encuentro, realizado en el hotel Continental, a pocas cuadras de la Casa Rosada, estuvo lo más granado del peronismo no kirchnerista, con Carlos Reutemann, Francisco de Narváez y Felipe Solá a la cabeza. Hubo representantes de todos los partidos del ACyS. El vicepresidente Julio Cobos y el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, enviaron cartas de adhesión. Elisa Carrió no asistió, pero envió en su lugar al diputado Adrián Pérez. Lo mismo hizo Mauricio Macri, que recurrió al diputado Federico Pinedo. Hasta estuvo rondando un enviado de Fernando Solanas, Mario Mazzitelli, que, al final, esquivó la foto.

Hasta ahora, la oposición pretendía esperar al recambio legislativo de diciembre para volver a impulsar una drástica modificación del impuesto a la exportación de productos agropecuarios. Entonces, se asegurarían el quórum y los votos. Antes de las elecciones, diputados opositores de distintos bloques habían estado muy cerca de lograr el número de legisladores necesarios para forzar el tratamiento del tema. "Tenemos que volver a contar; a lo mejor ahora llegamos y no tenemos que esperar a diciembre", dijo uno de los legisladores presentes en el encuentro de ayer. El campo renovó, así, un mensaje que ya le envió varias veces al Gobierno: si el Poder Ejecutivo no atiende las urgencias de la coyuntura agropecuaria, las soluciones saldrán desde el Congreso.

Además, el encuentro se produjo el mismo día que los presidentes de las cuatro entidades ruralistas desistieron de participar de un acto con la presidenta Cristina Kirchner en la Casa Rosada, en el que no hubo mayores anuncios que la promesa de cambios en la distribución de la cuota Hilton, un cupo preferencial para exportar carne a la Unión Europea valuado en más de US$ 300 millones.

El martes próximo se reunirán los presidentes de los bloques de diputados y representantes de la Comisión de Enlace, que podrían ser algunos de los agrodiputados electos. De allí deben salir los consensos mínimos que permitirían llevar el asunto al recinto. El campo promete un abierto apoyo a la agenda opositora en cuestiones como la derogación de los superpoderes y la modificación del Consejo de la Magistratura, entre otras cosas.

La reunión del campo y la oposición también tuvo una lectura política. Por primera vez, Reutemann, De Narváez y Solá, tres referentes del peronismo no kirchnersita que podrían confluir en 2011, se muestran juntos en público. El encuentro adoptó la forma de una reunión de comisión legislativa, en la que el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, moderó un diálogo del que participaron unos 40 legisladores.

Según revelaron algunos de los asistentes, fue una reunión aburrida por el nivel de coincidencias. De hecho, hubo momentos hilarantes, como cuando Margarita Stolbizer no ocultó sus coincidencias con De Narváez. "En realidad, yo iba a decir lo mismo que él", afirmó, en referencia al empresario. Tal vez por vicio profesional, fue De Narváez quien propuso hacer ejecutivas esas coincidencias con una reunión de jefes de bloque el martes.

La palabra más esperada fue la del senador Reutemann. Pero el ex corredor de Fórmula Uno, que respondió a una invitación del presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, no le dio el gusto a nadie y permaneció todo el tiempo callado. De todos los presentes, fue el único que recibió el tratamiento de un presidenciable: entró y se fue por una puerta conectada directamente con el estacionamiento. También estuvieron el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; los senadores electos Luis Juez y Norma Morandini, y el diputado Oscar Aguad.

Comentá la nota