Agolpados por los subsidios

(General Acha) - Casi al unísono con el gobierno provincial de emergencia sanitaria por la pandemia de Gripe A, la municipalidad de esta ciudad decretó la suspensión de las actividades en lugares cerrados.
La decisión fue aprobada ayer por el Concejo Deliberante en una sesión especial.

Pero en forma simultánea y como un contrasentido, los pasillos del palacio municipal estaban repletos de personas -en especial mujeres y criaturas- que aguardaban por la entrega de subsidios, que caracterizó los días previos a la elección del domingo pasado.

La decisión del Ejecutivo surgió tras una reunión con el director del hospital Juan Carlos Saliba quien advirtió sobre los riesgos de contraer la enfermedad y los modos de contagio.

La resolución apuntó directamente a la suspensión de actividades en sitios oficiales, como la Casa de la Cultura, Salón Buodo, Centro Facilitador Tecnológico y otros de concentración masiva y regirá por el plazo que determinen las autoridades nacionales de Salud.

En la sesión del CD, Dolores Gramuglia (Frente para el Cambio) suplió una afonía de su colega Nelly Mena (PJ) y dio los fundamentos de la ordenanza, aprobada por unanimidad. Dijo que particularmente deseaba "que las normas de prevención fueran más abarcativas". En otro párrafo, pidió "ser ciudadanos conscientes", con la responsabilidad de los padres y que entiendan que el cese de actividades escolares "no es un receso vacacional, sino por un serio problema de salud".

Además de invitar a instituciones y particulares para adherir, la ordenanza indica que "ante la inobservancia de estas medidas, serán solidaria y legalmente responsables de los daños y pérdidas que dicho accionar negligente ocasione".

Ausentes.

La sorpresiva convocatoria para la sesión especial de ayer, dejó afuera del debate a dos concejales. Se trata de Norma Zulema Ortiz (Unión Vecinal Achense) y Alejandro César Odasso (Frepam), que se hallaban fuera de la ciudad.

Ortiz hizo conocer su ausencia por "razones particulares", porque viajó a Viedma para participar de un encuentro regional. En el caso de Odasso, había viajado a Santa Rosa, también por motivos de índole particular.

Adhesiones.

Los responsables de bares y confiterías bailables se comprometieron a no abrir sus locales durante este fin de semana. El acuerdo surgió en una reunión de los comerciantes con la intendenta, María Elena García, algunos concejales y funcionarios. El punto de coincidencia radica en evitar las concentraciones, que pudieran repercutir en algún contagio y eventualmente una secuencia no deseable.

Simultáneamente, el médico Raúl Salto brindó una charla ilustrativa acerca de la gripe A en la sede judicial de la calle Don Bosco, aunque paradójicamente, las sucursales bancarias permanecieron colmadas de público, que concurrió para sus trámites individuales.

Comentá la nota