Agnet: las luces y las sombras de la propuesta

Agnet: las luces y las sombras de la propuesta

En qué consiste el proyecto para crear una agencia que evaluará productos médicos y técnicas que cubrirá el PMO. ¿Es cierto que busca también reducir la litigiosidad contra prepagas y obras sociales? 

Durante una exposición en la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores, el secretario de Gobierno de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, planteaba: "Con la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet) proponemos crear un marco regulatorio explícito, objetivo y transparente para la definición de políticas de cobertura sanitaria para mejorar la efectividad, la equidad y la calidad de los servicios de salud. Debemos garantizar la equidad y la manera de hacerlo es definiendo claramente qué es lo que el Estado está obligado a cubrir, en qué grupos poblacionales, en qué circunstancias clínicas y en qué proporción".

En este sentido, la creación de la agencia permitiría "minimizar las conductas oportunistas o discrecionales y asegurar la sustentabilidad del sistema de salud".

Por otro lado, en un comunicado reciente en el marco de la 10° edición del Encuentro de la Red de Evaluación de Tecnologías en Salud de las Américas (RedETSA), el funcionario decía: "Las políticas de coberturas es un tema prioritario por lo que el proyecto de creación de la Agnet, que está en el Senado, cuenta con enorme consenso y esperamos vea la luz el año próximo".

La creación de una agencia de evaluación de tecnologías pareciera ser la manera para lograr los objetivos mencionados por el ahora secretario. Sin embargo, aparecen algunas luces amarillas. Para Luciana Escati Peñalosa, miembro de la Federación Argentina de Enfermedades Poco Frecuentes, "hay algunos puntos contradictorios". La especialista reconoce tener "una visión positiva porque las buenas prácticas internacionales dicen que las agencias de evaluación de tecnología vienen a tomar un lugar objetivo, transparente y técnico que permite establecer cuál es la tecnología más adecuada para tratar determinada enfermedad". Sin embargo, aclara, "en la Argentina no se puede replicar cualquier modelo de agencia del mundo como, por ejemplo, NICE, el Instituto Nacional de Salud y Excelencia Clínica del Reino Unido, de donde se han tomado varios puntos de referencia para presentar la agencia local. La primera gran diferencia radica en que para Inglaterra la salud es un bien y para la Argentina un derecho".

Mirá tambiénSarampión y rubeola, en los ojos de todosSe realizó entre el 1° de octubre y el 30 noviembre para vacunar a todos los niños entre 13 meses y 4 años con una dosis adicional de la triple viral.

Otro aspecto a tener en cuenta es cómo, si el sistema es federal -y esta Agencia será nacional-, se va a adaptar a cada territorio y tener implicancia en el PMO, si la provincia no adhiere a esta ley. A su vez, habría que ver cómo esta agencia adoptará las prioridades basándose en un PMO que hoy está desactualizado.

Cómo será

De acuerdo con el proyecto presentado por el senador Federico Pinedo, la agencia estará conformada por un directorio de cinco miembros, cuatro de ellos designados por el Poder Ejecutivo, y uno propuesto por el Consejo Federal de Salud (Cofesa). A su vez, habrá una comisión técnica consultiva, con 11 miembros permanentes: un representante de la SSS; uno de las obras sociales provinciales; uno de Pami; dos de obras sociales; uno de la Defensoría del Pueblo de la Nación; uno de organizaciones de pacientes y usuarios; uno de las entidades de medicina prepaga; uno de la Anmat; uno de instituciones académicas y científicas; y un bioeticista.

Queremos hacer escuchar nuestra voz con la intención de que la creación de esta agencia sea superadora y contemple la visión desde el punto de vista del usuario, exclama Escati Peñalosa. "Uno de los temas que planteamos es el conflicto de interés que existe en la conformación de dicho espacio: de los 11 integrantes, cinco son los propios financiadores, prepagas y obras sociales sindicales. Nos cuesta pensar que ellos sean los que sugieran un tipo de tecnología de alto costo para tratar enfermedades donde no hay otras alternativas terapéuticas.

Si realmente la agencia es de excelencia, técnica y participativa, el beneficiario real va a ser el usuario que tenga algún tipo de condición de salud, a quien la agencia le va a recomendar el mejor tratamiento para su caso. Para ello, "en la comisión técnica consultiva deben estar todos los actores, pero en igual representatividad, debe haber una equidad de voto. Al ser mayoría, los financiadores van a determinar qué se somete a evaluación y qué no", cierra.

Para Flavio Devoto, gerente General de AbbVie Región Latinoamérica Sur y presidente de Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEMe), "la creación de la Agnet constituye una herramienta para evaluar el impacto de las nuevas tecnologías en nuestra población. Desde CAEMe consideramos importante que los productores de tecnología e innovaciones tengan un lugar en cuanto a la discusión de cómo evaluar y cómo adoptar las mismas".

En la misma línea, Alejandra Babini, Jefe del servicio de reumatología del Hospital Italiano de la provincia de Córdoba, es contundente: "Argentina es un país con mucho más acceso que otros países que tenemos cerca. Es bueno que el Estado siente a los actores y que, entre todos, se logre un acceso lo más universal posible. Para eso, todo tiene que ser transparente. Necesitamos que la nueva agencia sea intachable, que pongan a los mejores y se tomen las mejores decisiones. Los pacientes, cada vez más empoderados, son un factor que obliga a esa transparencia".

Para Valeria El Haj, Directora Médica de Vittal (MN 99291) "los principales beneficiados debieran ser los pacientes para que cada uno acceda en función de lo que necesite y no sea que la decisión no recaiga sobre quien pague. Los financiadores también van a ser beneficiados sobre todo aquellos que hoy dan las prestaciones, y van a ser perjudicados los que hoy no cubren nada". Es decir que, "si la agencia funciona bien, el principal beneficiado es el sistema en su conjunto", afirma la vocera. "Va a racionalizar el uso de recursos, asignarlos a las cosas que verdaderamente importan: la sobrevida, la calidad de vida, el acceso equitativo".

No hay dudas de que el principal beneficiado en esta trama será el sistema en su conjunto. Hoy es uno inequitativo en el cual entre el 20 y 40% del gasto es ineficiente. "La agencia lo va a volver eficiente para que paguemos aquello que realmente necesita y le aporta a la gente", concluye El Haj.

Coment� la nota