Agitada asamblea de los municipales

(General Acha) - A mitad de mes, los trabajadores municipales de General Acha reclamaron airadamente el pago de sus haberes de junio.
Ese atraso, argumentan, reduce la utilidad del dinero y los obliga a abonar intereses.

La municipalidad de General Acha recurrirá a una partida extraordinaria para pagar los sueldos de sus empleados, correspondientes al mes de junio. La medida se conoció ayer en medio de los reclamos de los trabajadores. Asimismo, éstos mostraron su disgusto, por los recargos que les aplicaron al cumplir con sus compromisos mensuales y por el pago fuera de término de la amortización de préstamos del Instituto de Seguridad Social.

En una reunión informativa, dirigentes de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) revelaron que los trabajadores deberían realizar un relamo en forma individual por escrito a la intendencia y, en caso de no ser satisfecho, la asesoría legal del gremio estaría facultada para iniciar la acción pertinente mediante una intimación de pago por el conjunto de los peticionantes.

Alrededor de una treintena de trabajadores comenzó entonces a revelar su malestar, como consecuencia de los continuos pagos fuera de término de los que son objeto por parte de esta municipalidad. Además, hicieron hincapié en el perjuicio económico que ello les acarrea, como el pago de intereses, sin que nadie les acepte el justificativo por el retraso en que incurre su patronal.

Las manifestaciones transformaron el encuentro en una improvisada asamblea que casi inmediatamente derivó en una afirmación contundente: "El pago de los sueldos debe haberse el último día hábil del mes. No hay otro plazo", afirmaron, teniendo en cuenta las disposiciones de la Ley 643, que establece la normativa para los empleados estatales de La Pampa.

Calma.

La secretaria general de ATE, Nilda Lescano, ensayó una respuesta para tranquilizar los ánimos, entre los agitados trabajadores. Dijo que el lunes había consultado ante Tesorería General, pero recibió como respuesta que los sueldos se pagarían "si entra algún dinero".

En ese tramo, el delegado de UPCN, Darío Miranda, mostró copia de una nota que la intendenta, María Elena García, le había remitido al Concejo Deliberante. "Solicito autorización para retirar fondos de cuenta de recursos específicos para el pago de sueldos de planta permanente del mes de junio", decía el escrito. Al no especificar que el dinero fuera reintegrado a la cuenta en un plazo inmediato, los concejales pidieron que el DE emita una resolución.

Versiones.

Entre dimes y diretes, se deslizó una serie de comentarios, como que al no contar con respaldo, el contador municipal, Javier Andueza, se había negado a realizar una afectación de recursos de la cuenta con fines específicos, ya que implicaría una malversación de fondos públicos.

Otra versión indicó que surgió en la asamblea, fue que desde el Ejecutivo se había analizado contar con el dinero suficiente para abonar "todos los sueldos", lo cual implicaría tanto a empleados como funcionarios y concejales. Pero enseguida alguien ironizó que esa operación sería irrealizable, dado que demandaría por lo menos de 500 mil pesos.

En cambio, al sumarse un poco más tarde el secretario de Gobierno, Javier Bassa, aseguró que la urgencia del gobierno municipal apunta solamente a pagar los de los de los empleados, posiblemente hoy. La devolución se haría el próximo viernes.

Comentá la nota