Agentes de la Salud Pública preparan cierre de hospitales.

Los trabajadores sanitarios reactivaron ayer el reclamo por mejoras de haberes, a un mes del pedido de audiencia al Ministro y al Gobernador. El miércoles de la semana entrante podrían definir medidas de fuerza.
Los trabajadores y profesionales de la salud se reunieron ayer en asamblea en el Hospital Escuela de la ciudad de Corrientes, y resolvieron convocar a una nueva reunión para el miércoles de la semana entrante, donde definirán acciones concretas a un mes de haber presentado un pedido de audiencia tanto al Ministro de Salud Pública como al mismo Gobernador, sin haber obtenido respuesta alguna.

El reclamo pasa puntualmente por la recomposición del básico que actualmente ronda los $490, con el objetivo de elevarlo en principio a $800, el pase a planta de los trabajadores contratados, el retiro anticipado y la carrera médica.

El clima en el encuentro de ayer no era el mejor. Ante la “falta de medidas concretas para el sector” (profundizada por el último incremento otorgado el año pasado que sólo incluyó a los profesionales) y la necesidad de recomponer los salarios ante los mayores costos de los servicios básicos como la luz y el agua hacen prever que la semana entrante podría determinarse un paro de varios días.

“Basta de diálogo sin respuestas, vamos a analizar medidas concretas como el cierre de los hospitales”, adelantó en declaraciones a “época” Olga Sosa al término de la reunión.

Paralelamente, la comisión directiva de la Asociación de Trabajadores de la Salud (ATSA) le haría llegar, ayer por la tarde, al titular de la cartera sanitaria, Adolfo Schneider, la convocatoria a un debate público acerca de cuestiones inherentes al sector.

“Le pediremos en forma urgente un debate respecto de gestión hospitalaria, la situación de la sanidad y detalles acerca del plan de salud”, puntualizó Guido Tello, secretario general del gremio.

Los profesionales presentes en el encuentro no ocultaron su malestar ante lo que calificaron como una total incertidumbre en todos los aspectos de la cuestión sanitaria.

Falta de información

El secretario general de ATSA consideró que el mayor inconveniente pasa por la falta de información. “Nadie sabe que pasó ni que se hizo con el 20% de excedentes de Coparticipación que el año pasado debían destinarse al sector de la salud”, puntualizó.

El sector había entrado en cuarto intermedio en el mes de diciembre y en las últimas semanas retomó la lucha, en un año en que el elemento electoral influirá seguramente en una serie de conflictos que ya comenzaron a detonar en el escenario correntino.

Comentá la nota