La agenda urgente de la gobernabilidad mendocina.

De qué deben ocuparse el gobierno y la oposición, antes de que la crisis y la inacción se devoren lo poco que queda. El gobierno, hoy, debe buscar necesariamente apoyo legislativo y dialogar con la oposición. Y ésta tiene que ayudar y facilitar, porque tampoco le conviene trabar las leyes y dejar inmovilizado al gobierno de Jaque. Es un juego donde todos ganan apoyando a Mendoza, excepto que la soberbia y la torpeza lo eviten.
Mientras el gobernador Celso Jaque se toma el "tiempo para su reflexión" que ha pedido para meditar qué cambios hará en el rumbo y los protagonistas de su gobierno, la provincia debe seguir funcionando sobre bases lógicas de gobernabilidad, y ocuparse de los temas más urgentes.

La legislatura le será esquiva en ambas cámaras. Los intendentes, su principal base de sustento político, han sido derrotados, algunos muy ampliamente, en sus propios territorios. Un sistema parlamentario, la gobernabilidad se reordenaría mediante la renuncia del gabinete Ejecutivo y el armado de un nuevo gobierno con las mayorías parlamentarias. En un sistema presidencialista, y dirigista como el argentino, las soluciones deben ser otras.

El gobierno hoy, debe buscar necesariamente apoyo legislativo y dialogar con la oposición. Y ésta tiene que ayudar y facilitar porque tampoco le conviene trabar las leyes y dejar inmovilizado al gobierno de Jaque. Es un juego donde todos ganan apoyando a Mendoza, excepto que la soberbia y la torpeza lo eviten.

Los pasos lógicos que se deberían seguir son:

- Convocar al Presidente de su propio partido, el PJ, y conformar una mesa de decisiones políticas con los referentes, especialmente con los que consiguieron respaldo en las urnas.

- A continuación, llamar al diálogo a los partidos políticos mendocinos con representación parlamentaria. Y armar una mesa de consensos sobre los temas más trascendentes del Estado, espacialmente salud, producción, inseguridad, educación.

- El diálogo, para que no sea vacío, debe incluir una agenda de temas parlamentarios al menos para lo que resta del año. No necesariamente grandes temas estratégicos. Se trata de facilitar, la sanción de leyes y quizá la puesta en marcha de unos pocos programas que amortigüen la crisis económica y social.

- Los temas a incluir deberían ser:

a) La apertura de los números fiscales de Mendoza. Se debe transparentar la verdadera y compleja situación fiscal y acordar las formas para terminar el año en las mejores condiciones posibles. Posteriormente se deben acordar los lineamientos del presupuesto 2010, incluidos la priorización de las obras públicas, la política salarial, la política de endeudamiento, la política tributaria, etc. ¿Habrá que subir impuestos? ¿Habrá que endeudarse para cubrir el déficit? ¿O tomar crédito para obras necesarias o para programas sociales? Todo eso se debe discutir.

b) La forma de ayuda urgente, hasta ahora dispersa y casi inentendible, a los sectores productivos más golpeados por la crisis internacional y la caída del consumo local.

c) La relación con los municipios que están en igual o peor situación financiera que la provincia y que pueden colapsar en sus servicios o sus finanzas sino reciben más recursos.

d) Un plan de emergencia social para evitar las consecuencias desastrosas del desempleo creciente.

e) Un esquema de apoyo al gobernador para que se cumplan las promesas en obras y programas que hizo profusamente el gobierno de Cristina al menos durante el 2009.

A modo de aporte, pensamos que éstos deben ser temas prioritarios.

Comentá la nota