La agenda legislativa la construyen los legisladores

En la Legislatura de Río Negro no existe aun una comisión que aborde con la especialización que amerita la problemática de la vivienda y el hábitat, siendo la Comisión de Asuntos Sociales la que abarca una dran diversidad que hoy requiere una nueva mirada.
Por iniciativa de legisladores de la mayoría de los bloques han ingresado proyectos que proponen aportar soluciones de distinto tipo frente a una crisis habitacional que no se resuelve mediante acuerdos parciales frente a situaciones particulares. Merece una resignificación del derecho mismo a la vivienda y al hábitat, políticas que permitan planificar el crecimiento de la demanda habitacional, el desarrollo de las áreas aptas, la correspondiente inversión en las redes de servicios públicos, entre otras innumerables cuestiones a tener en cuenta.

Hasta el momento estos proyectos no han tenido tratamiento legislativo. Durante un año estuvo suspendido su tratamiento en merced a la creación de la Comisión Interpoderes de Tierra y Vivienda, que no ha producido avances en la materia.

La creación de una comisión permanente permitirá que todos los proyectos sean debatidos y se puedan construir herramientas legales eficaces y participativas.

Creemos que se ha producido cierta confusión en cuanto a los roles, y vemos la necesidad de aportar claridad al respecto.

El Vicegobernador denomina "Agenda Legislativa" a un acuerdo político pactado con algunos bloques afines al gobierno provincial.

Pero no se trata propiamente de la verdadera agenda legislativa, que es la que el propio cuerpo, en uso de sus facultades y mediante un procedimiento reglado, da tratamiento a los proyectos presentados por los legisladores, los bloques, o procedimientos participativos como lo es la iniciativa popular.

El poder legislativo tiene su propio mecanismo por el cual cuando hay diferentes proyectos que tratan un tema en común tiene autoría según orden de prelación, sin importar si tal o cual legislador pertenece a un pacto político determinado.

Todos los proyectos tienen la prerrogativa de ser tratados en las comisiones correspondientes, y si cuenta con despacho puede ser llevado al recinto.

La denominación "Agenda Legislativa" que como nombre de fantasía utiliza el presidente del cuerpo se presta a una mala interpretación, precisamente por estar en su propia persona la representación del cuerpo que preside, y ello podría degradar el sentido democrático y republicano del poder Legislativo de Río Negro, que aunque su primera minoría sea del color político del gobierno provincial, no es un apéndice del Ejecutivo.

Comentá la nota