La agenda laboral arranca sin treguas

Los empleados de la firma láctea creen que la planta de Rosario va a la quiebra y piden mayor acción del gobierno para no perder 220 puestos de empleo. Por otro lado, el justicialismo cuestionó los mecanismos de control tras la muerte de un obrero.
Las vacaciones del ministro de Trabajo de Santa Fe, Carlos Rodríguez, no son apacibles. Su cartera arrancó el año con dos frentes de conflicto. Los 220 trabajadores de la cooperativa láctea Cotar perdieron la paciencia, intensificaron su protesta en las calles porque consideran que la firma va a la quiebra y señalaron que no cuentan con todo el apoyo del gobierno que necesitan. Además, la oposición tomó la muerte de un sereno en una obra en construcción de Rosario para cuestionar uno de los puntos que había sido promocionado como uno de los grandes logros de esta gestión, la creación de Comités de Salud y Seguridad en empresas.

En el caso de Cotar, los empleados siguen sin cobrar y el viernes pasado sumaron el sueldo de diciembre al paquete de salarios adeudados. Además, entienden que el nuevo convenio que presentó Sancor, la firma controladora, no mejoró las condiciones del anterior, que fue rechazado por la Justicia a fin de 2009.

Cotar tiene un pasivo de $60 millones y sólo la empresa de Sunchales puede inyectar el dinero para reiniciar los trabajos en la planta, parada hace un mes.

Para la comisión interna de empleados, el nuevo convenio es sinónimo de quiebra. Desde el Ministerio de Trabajo, en cambio, son "optimistas" y creen que ese acuerdo puede "destrabar el conflicto". Sobre el rol del gobierno (menos visible que en el caso Mahle), la secretaria de esa cartera, Nora Ramírez, afirmó a Crítica de la Argentina: "Venimos siguiendo el tema junto al Ministerio de la Producción, con reuniones con todas las partes, pero es más complejo que otros casos porque Cotar está en concurso de acreedores que tramita en la Justicia". La provincia podría exigir que se paguen los salarios, pero "sabemos que la cooperativa no puede hacerlo si primero no alcanza un acuerdo con Sancor", explicó la funcionaria.

"SÍ EXISTEN". Tras la muerte de un sereno de 64 años que la semana pasada cayó en el hueco del ascensor en una obra en construcción, el diputado justicialista Alberto Monti acusó que "el gobierno no ejerce el control para evitar las tragedias" y preguntó: "¿Dónde están los famosos comités de seguridad anunciados?".

El ministro Carlos Rodríguez afirmó que desde la sanción de la ley en 2008 se crearon 292 de esos espacios, lo que implica que "25.300 trabajadores santafesinos participan en la mejora de sus condiciones y medio ambientes laborales". "Nadie avanzó tanto en esta materia en el país como se avanzó en la provincia", defendió el funcionario binnerista.

Comentá la nota