La agencia para refugiados de la ONU se retira de Gaza

El retiro se anunció luego de que un grupo de vehículos marcado con la bandera de las Naciones Unidas fuera atacado por la artillería israelí y muriera su conductor. Ayer bombardearon una escuela.
La agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA, según su sigla en inglés) anunció la suspensión de sus operaciones en la Franja de Gaza, tras la muerte de un conductor de uno de sus vehículos alcanzado por fuego israelí.

El ataque se perpetró a la mañana, aunque el camión que se desplazaba por la frontera "estaba claramente marcado con la bandera de las Naciones Unidas y su recorrido se había coordinado con las Fuerzas Armadas israelíes", según precisó a EFE uno de los portavoces de la agencia, Francesc Claret.

Los vehículos recibieron el impacto de fuego de artillería de un tanque israelí, que además provocó varios heridos y dañó la carga. "No podemos continuar operando de esta manera -continuó Claret-. Pedimos que se nos garantice la seguridad para llevar a cabo nuestras operaciones, que se respete el derecho humanitario y la Convención de Ginebra".

La agencia EFE consignó que se trata del tercer ataque contra la UNRWA desde que el Ejército israelí inició hace 14 días la operación "Plomo Fundido". A principios de semana, cuatro empleados de la ONU y decenas de refugiados y civiles murieron por proyectiles lanzados por las tropas contra dos escuelas identificadas con la insignia de la organización.

Las acciones militares israelíes y el hallazgo de cadáveres palestinos entre los escombros de los edificios destruidos aumentaron el balance de víctimas de la ofensiva. El último recuento que difundió el responsable del servicio de emergencias en Gaza, Moawiya Hasanein, indica que hay al menos 765 palestinos muertos y 3.125 heridos desde el inicio de los bombardeos.

Entre los heridos, hay más de 300 que se encuentran en estado muy grave. "Falta mucha gente que lo más probable es que esté bajo los escombros de decenas de casas destruidas", explicó Hasanein.

Los servicios de rescate encontraron hoy los cadáveres de 35 palestinos entre los escombros de un edificio en el barrio de Zeitún, en la ciudad de Gaza, bombardeado por el Ejército israelí. En los ataques registrados durante el día murieron trece palestinos más y resultaron heridos unos 45, según Hasanein.

Por parte israelí, tres soldados perdieron la vida, uno de ellos hijo de una pareja de argentinos, y otro resultó herido grave en distintos enfrentamientos con grupos armados palestinos, lo que eleva a diez el número de militares muertos durante la ofensiva, informó el Ejército.

Comentá la nota