Agasajaron a profesionales que cumplieron 25 años de servicio en el Hospital

La ceremonia se concretó ayer en el salón auditorio del nosocomio. Se trató de la continuidad de las actividades previstas por el Día del Médico. El director del establecimiento evaluó el año y valoró el esfuerzo de las distintas áreas.
DE LA REDACCION. Ayer en horas de la mañana en una sencilla ceremonia, las autoridades del Hospital Interzonal de Agudos San José concretó la entrega de medallas a los médicos que cumplieron 25 años de servicio en el nosocomio.

Las palabras de apertura fueron del doctor Gerardo Monacci, director ejecutivo del Hospital San José, quien acompañado de su par Hugo O’ Brien aprovechó la oportunidad para hacer una evaluación de la tarea desarrollada durante el año y para agradecer el esfuerzo que el personal médico y no médico hizo para mantener y mejorar la atención en el Hospital.

“Este ha sido un año de un sostenido aprendizaje para todos, para nosotros que estamos aprendiendo a conducir los destinos de este Hospital y para cada uno de ustedes que hacen cotidianamente muchos esfuerzos para sostener la tarea y para entregar todo su profesionalismo”.

En un breve discurso y en tono informal, el director del Hospital destacó la labor desarrollada por la gestión para el desarrollo de los distintos servicios y puso énfasis en destacar algunos logros. “Hemos conseguido la ampliación de la sala de terapia intensiva de adultos, hemos recibido equipamiento, hemos saldado deudas y nos hemos propuesto la concreción de muchos objetivos”.

Entre las materias pendientes hizo referencia a la interrupción de la obra del playón de estacionamiento, algo que adjudicó a “cuestiones políticas, pertenecemos a otra lista en la Cooperativa Eléctrica y lo que antes no salía nada ahora cuesta mucho dinero”

Con referencia al aspecto financiero del nosocomio, reconoció que “los números del Hospital están bien” y admitió que “hemos trabajado mucho para pagar a los proveedores, para saldar deudas que teníamos con ellos y para conseguir que llegara equipamiento que había sido solicitado por la gestión anterior y que necesitábamos que no se perdiera o se destinara a otro lugar como ocurría siempre”.

“Queda mucho por hacer, y nuestra principal deuda la tenemos con nuestros recursos humanos, a los que queremos jerarquizar y reconocer”, planteó Monacci, al tiempo que opinó que “los que trabajan tienen que cobrar, las horas extras se tienen que cobrar y todo nuestro empeño está en gestionar los recursos para que ese trabajo se cobre como corresponde y en el tiempo que corresponde”.

“Cuando asumimos la conducción de este Hospital nos preguntábamos si íbamos a estar a la altura de las circunstancias; varios meses después estamos seguros con el doctor Hugo O’ Brien que estamos a la altura del esfuerzo que hacen nuestros profesionales para sostener cada servicio y para mejorar día a día la calidad de la atención dentro del Hospital”, concluyó invitando a los presentes a acercar sus ideas y proyectos para impulsar acciones que se concretarán durante el año 2009.

“En marzo nos sentaremos con la Asociación de Profesionales para acordar muchas de las cuestiones que forman parte de las necesidades del Hospital”, finalizó dando paso a la entrega de las distinciones.

Las medallas

Las medallas por los 25 años de ejercicio de la medicina dentro del Hospital San José fueron para: Sebastián Caldentey, Miriam Casella, Guillermo Castro, Oscar Cowper, Nora Gaido, Héctor Garasa, Ana Ibarguren, Horacio Martínez Couto, Eldo Neffen, Ariel Romano y Susana Vázquez.

El agradecimiento

Sobre el final de la ceremonia, las palabras fueron del doctor Sebastián Caldentey y de la doctora Susana Vázquez. Ambos agradecieron el gesto de la dirección del Hospital de reconocer la trayectoria de los profesionales que durante años prestaron servicios en el Hospital e instaron a “sostener estos gestos haciéndolos extensivos al resto del personal que ha cumplido la misma cantidad de tiempo, e incluso más, en el nosocomio”.

Las palabras de la doctora Susana Vázquez, en las que se dirigió a los médicos más jóvenes instándolos al diálogo y al compromiso con el ejercicio de la profesión de médico, pusieron fin a una ceremonia en la que el reconocimiento a una de las tareas más nobles fue la clave.

Comentá la nota