AFJP: intervención del gobierno no logró calmar a los mercados

El retorno de las AFJP a la operatoria bursátil y financiera no tuvo el resultado esperado. Los bonos volvieron a sufrir importantes derrumbes (el BODEN 2012 perdió más de 8%) y tampoco reaccionaron las acciones.
No generó gran efecto el acuerdo para que las AFJP (a las que ahora se sumó SEDESA, el Seguro de Garantía de Depósitos) ingresen u$s 1.000 millones para aumentar la oferta de divisas en medio de la importante demanda. Además, el gobierno procura que se incremente la cantidad de plazos fijos con los fondos que repatriarán desde Brasil en las próximas horas y que inviertan en fideicomisos financieros para que no se detenga el crédito al consumo. Pese a que llegaron a valores ridículos, con rendimientos que superan más de 55% en dólares, nadie parece hoy estar dispuesto a comprar títulos argentinos por temor a que el país incurra en un nuevo default. No debe esperarse una reacción significativa en las próximas semanas, mientras se discute el proyecto de reestatización del sistema jubilatorio. Subsisten demasiadas incógnitas sobre el futuro del mercado de capitales sin las AFJP y resulta difícil imaginar que la ANSeS pueda reemplazarlas, analizando qué empresas recibirán créditos provenientes de los aportes de los futuros jubilados. Ni siquiera la perspectiva del ingreso de $ 15.000 millones anuales que recibiría el gobierno por los aportes previsionales resulta hoy un argumento tranquilizador.

Por: Pablo Wende

El titular de la ANSeS, Amado Boudou, exhortó ayer a los representantes de las AFJP a que «mantengan la liquidez, no compren dólares ni vendan títulos públicos, ni adopten ninguna medida que afecte a la Argentina o al mercado».

Además, en el encuentro que mantuvo a media mañana con los gerentes de inversiones de las AFJP, se llegó a algunos acuerdos técnicos para avanzar con la repatriación de los fondos que las administradoras mantienen en el exterior. En las próximas horas, se divulgará una resolución conjunta de la Superintendencia de AFJP, la Comisión Nacional de Valores y el Banco Central para llevar el límite de lo que las AFJP pueden invertir en el Mercosur ( específicamente en Brasil) de 2% a 0%.

Fuentes oficiales indicaron que deberán cumplir con este nuevo límite «en lo inmediato», es decir, en cuestión de días. Esto obligará a las administradoras a repatriar el equivalente a $ 1.800 millones que mantienen en ese destino. «Nuestra sugerencia es que el mejor destino en estos momentos de gran volatilidad son los plazos fijos», indicó Boudou en la reunión, en la que estuvo acompañado por el flamante gerente general de la Superintendencia de AFJP, Sergio Chodos.

Allí se estableció, además, que la Superintendencia enviará «verificadores» a cada una de las compañías para seguir de cerca cómo llevan adelante sus inversiones. Ya después del mediodía, estos verificadores se hicieron presentes en las mesas de inversiones de las AFJP.

Además de renovar plazos fijos y eventualmente definir nuevos depósitos, también hubo acuerdo para que los fondos de pensión vuelvan a invertir en fideicomisos financieros lo más rápido posible. En los próximos días volcarían unos $ 110 millones en estos instrumentos para que no se detenga la rueda de los créditos para consumo. Y también quedó claro que este esquema funcionará así, es decir, con una estrecha vigilancia de la Superintendencia del sector, hasta que finalice el tratamiento de la ley en el Congreso.

Hoy será el turno de una nueva reunión para seguir discutiendo detalles técnicos del manejo de las inversiones.

Comentá la nota