AFJP: estatización 5 votos arriba en Senado

Impensado para el gobierno nacional, pero la dupla Julio Cobos-Carlos Menem le asegura al oficialismo la aprobación de la reforma previsional en la sesión del próximo jueves en el Senado. Ni el mendocino ni el riojano estarán en el recinto.
El ex presidente, de licenciapor su estado de salud, ni siquiera se presentará a declarar en el juicio por tráfico de armas a Ecuador y Croacia. Su ausencia favorece al gobierno, que ya supera por cinco votos los 37 necesarios para estatizar las AFJP. Además, el vicepresidente avisó que se dedicaráesta semana full time a su cargo de presidente interino y tampoco estará en la sesión para desempatar, en caso de ser necesario, en particular. La Presidente viajó a Africa sin senadores para asegurar que la reforma previsional se convierta en ley.

Por: Ezequiel Rudman

Julio Cobos

El gobierno nacional espera con un margen de más de 40 votos a favor la sesión del próximo jueves en el Senado para convertir en ley la estatización de las AFJP. Si bien nunca peligró para el kirchnerismo la aprobación en general de la reforma previsional, los temores sobre una eventual complicación en la votación en particular empiezan a quedar disipados gracias a Julio Cobos y Carlos Menem.

Con un piso de 37 votos, la mitad más uno sobre un total de 72 bancas, el oficialista Frente para la Victoria se asegurará el traspaso de unos cien mil millones de pesos de las arcas de las AFJP al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) de Amado Boudou. Pero el oficialismo estaba al borde de un nuevo y traumático empate en la votación en particular de la Cámara Alta, ya que senadores peronistas como los santafesinos Carlos Reutemann y Roxana Latorre, los riojanos Juan Carlos Romero y Sonia Escudero, y el cordobés Roberto-Urquía, entre otros, reclamaban una modificación del artículo 10 para que «se restituya a las provincias 15 por ciento de la masa de impuestos coparticipables que retiene el Estado nacional».

Temores despejados

«En la votación en general estamos arriba de los 40 votos y en particular dos o tres abajo de 40», había admitido el jefe de la bancada kirchnerista en el Senado, Miguel Pichetto, tras reunirse el jueves pasado con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, en la Casa Rosada. Pero ahora cualquier temor a un empate en la votación en particular, que obligaría al proyecto a volver a la Cámara de Diputados, quedó definitivamente despejado. Menem, que ni siquiera se presentó a declarar en el juicio por tráfico de armas a Ecuador y Croacia alegando problemas de salud, tampoco estará presente en la sesión del jueves en el Senado y le dará así un voto más de oxígeno al gobierno.

La otra buena noticia para el oficialismo es la ausencia de Cobos en el recinto. Desde Malargüe, Mendoza, el vicepresidente confirmó que « estará a cargo del Ejecutivo nacional por los próximos diez días hasta que regrese la presidenta Fernández de Kirchner de su gira internacional», y no presidirá la sesión del Senado por la estatización de las AFJP. Desaparece así un hipotético escenario de desempate a cargo de Cobos, quien en la madrugada del 17 de julio pasado sepultó con su voto «no positivo» el proyecto kirchnerista de retenciones móviles al campo. El lugar del vicepresidente será ocupado por el kirchnerista bonaerense José Pampuro como presidente provisional del Senado.

El kirchnerismo díscolo había presentado a través de Latorre un dictamen propio en disidencia parcial pidiendo que se restituya 15% de los aportes en concepto de impuestos coparticipables a las trece provincias que no transfirieron su caja de jubilaciones a la Nación -Santa Fe, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Formosa, Corrientes, Misiones, Chubut, La Pampa, Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego-.

Sin embargo, los senadores fueguinos, santacruceños, bonaerenses -con excepción de Hilda Duhalde-, chaqueños, misioneros y los correntinos del radical K Arturo Colombi, entre otros, ya avisaron que la restitución de ese 15% será materia de discusión recién cuando se debata una nueva ley de coparticipación, que no tiene fecha agendada, y no apoyarán el dictamen de Latorre.

Ahora, el Senado se encamina a convertir en ley la reforma previsional que eliminará el sistema privado de capitalización para instaurar el reinado del sistema público de reparto, sin posibilidad de libre opción. Junto al kirchnerismo votarán también los senadores del ARI, el del neuquino Horacio Lores y el socialista Rubén Giustiniani. El proyecto enviado por Cristina de Kirchner al Parlamento prohíbe el uso de los fondos jubilatorios para el pago de deuda externa, inversiones en el extranjero o gastos corrientes del gobierno. Sin embargo, desde la oposición critican que el control de esas millonarias sumas, que quedarán a merced de los superpoderes presupuestarios de Sergio Massa para financiar obra pública estatal, no tengan otro control que una comisión bicameral dominada por el kirchnerismo y un cuerpo colegiado con representantes del sector empresarial, bancario, de los trabajadores y jubilados, pero todos designados por el Poder Ejecutivo Nacional.

Comentá la nota