Afirman que con el voto único no se robarían sufragios

El oficialismo dice que tiene el apoyo de la gente
La propuesta opositora de implementar el sistema de boleta única electoral para los comicios nacionales de octubre, no sólo provocó reacciones a nivel nacional (ver “El voto tendría....”), sino que repercutió en Tucumán. Ayer, dirigentes de la oposición cuestionaron las afirmaciones del apoderado del Partido Justicialista y secretario de Gobierno, Marcelo Caponio. Este sostuvo que el sistema “era utópico e inaplicable” en la provincia. Además, apuntó que la propuesta era defendida por aquellas organizaciones con un solo referente político y carentes de estructuras serias.

El concejal radical José Luis Avignone calificó de “apresuradas” las manifestaciones del justicialista. Tras apuntar que el sistema de boleta única implica una garantía para los partidos políticos en el cuarto oscuro -ya que evitaría la desaparición de los sufragios-, apuntó que “la picardía del peronismo en función de Gobierno fue desplazar al ministro fiscal de la Corte Suprema de Justicia de la Junta Electoral Provincial para reemplazarlo por el Fiscal de Estado, que depende directamente del gobernador y ya sabemos con que fines”.

Apuntó que todo regimen electoral es perfectible, por lo que -sostiene- no encuentra razones lógicas para oponerse.

Contra el fraude

“A los únicos que no les conviene aplicar el sistema de boleta única es a aquellos que están planificando un fraude electoral para octubre con el fin de consolidar la actual política obsecuente con la Nación y seguir viviendo de las dádivas del poder central”, señaló Ariel García, ex titular de la convención radical, en referencia a los dichos de Caponio.

Destacó que con este sistema un candidato no podrá postularse por más de una fuerza política, con lo que se eliminará la sumatoria de votos y la posibilidad de competir en más de una categoría. “También se terminaría con el ‘voto en cadena”, una trampa organizada para comprar votos y funciona a modo de posta electoral”, agregó.

Por ultimo, señaló que “han transcurridos 25 años democráticos y es necesario poner todo el empeño posible para evitar que se vulnere la voluntad popular por medio del fraude, por que el ocultamiento o robo de boletas es una costumbre vergonzosa que todavía se practica en Tucumán”.

“Con el que sea”

En tanto, el presidente subrogante de la Legislatura, en ejercicio del Poder Ejecutivo, Sergio Mansilla, no quiso involucrarse en la polémica por la conveniencia de que se implemente el uso de una única boleta en las elecciones legislativas de octubre. “Con el sistema que sea vamos a conseguir el apoyo de la ciudadanía”, confió el parlamentario. Sin embargo, señaló que al ser una elección nacional, el Estado provincial adoptará la modalidad electoral que utilice la Nación.

La boleta tendría el tamaño de una bandera, según un ministro

BUENOS AIRES.- El Gobierno nacional y la oposición polemizaron sobre la propuesta de usar una boleta única para las próximas elecciones. La iniciativa fue descalificada por el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, quien ironizó que con ese cambio el voto debería tener “el tamaño de una bandera, algo así como 1,5 metro por 1,20 metro”. “Toda la vida se dijo la lista sábana no, y ahora no sólo quieren eso, sino una en la que ni siquiera se muestren los nombres de los candidatos”.

En tanto, diputados y dirigentes de partidos opositores presentaron ayer el proyecto de ley para implementar el método de votación de boleta única. Lo hicieron legisladores del radicalismo, el PRO, la Coalición Cívica, e incluyó al dirigente piquetero Raúl Castells. El proyecto, que ingresó por la mesa de entradas de la Cámara de Diputados y que es defendido como un método de transparencia electoral, crea la “Boleta Unica de Sufragio” en la que los partidos deberán registrar a sus candidatos a cargos electivos y que estará dividida en espacios de igual dimensión. (Télam)

Comentá la nota