Afirman que la terminal de San Martín podría solventar su funcionamiento

Según pudo saber La Mañana, el Municipio recauda 40 mil pesos mensuales por todo concepto. El monto podría ser mayor si se ajustaran algunos valores.

Un colectivo que viaja de Buenos Aires a San Martín, cuyo pasaje individual cuesta $250, sólo paga $7,80 por el uso de la plataforma.

Lejos de resolverse, continúa la polémica por el traslado de la terminal de ómnibus y la construcción de un hotel en el predio que esta ocupa. Sucede que, según afirman quienes conocen de cerca el movimiento de la estación de micros, los ingresos que esta genera bien podrían solventar su funcionamiento, si el Ejecutivo local decidiera llevar a cabo una serie de reformas para que la terminal cumpliera con su función específica.

Quienes conocen los números de la terminal afirman que "por mes ingresan unos $40 mil por todo concepto a las arcas municipales, a través de la terminal y de algunos servicios que brinda la Dirección de Transporte".

A esto se agrega que cada empresa paga además el porcentaje que le corresponde por los metros cuadrados que ocupa del gasto de luz y gas que se utiliza.

Hay que mencionar también que una parte del edificio de la terminal está ocupado por oficinas municipales que obviamente no pagan alquiler alguno, razón por la cual se afirma que "si se destinara todo el edificio a su uso específico la ecuación económica sería otra".

Canon

Los que sostienen que no es cierto que una terminal de micros no sea rentable o al menos autosustentable, afirman además que "actualmente cada empresa de micros que tiene su contrato del alquiler actualizado paga un canon de $40 por metro cuadrado por mes por el lugar donde funciona la boletería. Otras que tienen el alquiler sin actualizar –cosa que ocurrió en abril pasado- pagan $15 por metro, situación que cambiará al renovarse el contrato de alquiler en cada caso".

Así las cosas, una empresa que pague el canon actualizado y tenga una boletería dimensiones normales, paga unos $700 por mes, más las expensas, que según la época del año rondan los $500 por todo concepto.

A esto se agrega el derecho de plataforma. En este caso, los micros de alcance nacional pagan $7,80 cada vez que ingresan o parten de la terminal. Los de alcance provincial pagan $6,50 y los minibus de hasta 24 asientos pagan $3,25 por el mismo concepto.

De esta forma un micro que ingresa a la terminal procedente de la ciudad de Neuquén a las 23 horas y parte nuevamente a las 23.45, deberá abonar $13, en total.

Mientras que un pasaje a Buenos Aires cuesta en promedio más de $250, las empresas pagan tan solo $7,80 por micro, cosa que representan menos del 4 por ciento del valor de un pasaje por el uso de la plataforma.

Por otra parte las empresas de turismo que llegan desde distintos puntos del país o la provincia y estacionan sus micros en la playa de la terminal abonan $15 por día.

Oficinas

Otros puntos a tener en cuenta son los ingresos que actualmente se generan en la terminal debido a que allí funciona por ejemplo la Dirección de Tránsito y Transporte. En este sentido aseguran que "si se destinara menos del 30 por ciento de lo que dicha Dirección recauda por diversos conceptos, por caso licencia de taxis y remises, permisos de conducir y demás trámites propios del sector, el área en cuestión sería más que solvente y la terminal funcionaría sin problema alguno, sin embargo esto no ocurre; todos los ingresos van a la caja de la comuna y desde allí se distribuye".

Los cuestionamientos vienen de la mano del proyecto de iniciativa privada que será motivo de un referéndum el año próximo por el cual un empresario de alcance nacional pretende construir una nueva terminal en las afueras de la ciudad, y a su vez un hotel de primer nivel en el actual predio de la terminal, ubicada frente al lago Lácar.

Comentá la nota