Afirman que Tandil está un paso adelante en el control de patovicas que impulsa Scioli

En esta ciudad se reglamentó hace tiempo el trabajo del personal de seguridad de los boliches bailables. Ahora, desde Inspección General, estiman que no habrá inconvenientes para adecuarse a la norma provincial.
Luego del asesinato de un joven en Berisso, presumiblemente a manos de un empleado de seguridad de un boliche bailable, el gobernador Daniel Scioli reglamentó en la semana la Ley 13.964, que establece las normas de habilitación de los denominados patovicas.

En Tandil, el director de Inspección General, Roberto Martín, habló con este Diario y aunque reconoció no haber recibido ninguna notificación oficial se refirió a los avances que su área le ha impreso al tema. En líneas generales, consideró que más allá de alguna corrección, la ordenanza local se ha manifestado como un paso adelante en la faz preventiva.

"No he leído la legislación, pero por lo que he escuchado es bastante similar a lo que aquí se ha implementado", comenzó diciendo, para ampliar que "en Tandil creo que no va a producir grandes cambios".

Se refirió también a las diferencias entre esta ciudad y el Gran Buenos Aires, por ejemplo, al explicar que "pensar que acá haya patovicas armados es increíble, cosa que en otros lugares puede parecer normal. Las realidades sociales son claramente distintas. Allá hay una enorme dosis de agresividad, lo vemos por televisión todos los días".

En el orden local, el personal de seguridad debe responder estrictamente a una agencia, pero a nivel provincial se permite que sean también empleados de los boliches. "Se amplían las posibilidades en ese sentido", destacó Martín.

Otros temas relacionados

En cuanto a los detectores de metales, sostuvo que "se está aplicando en todos los boliches. Hay distintos sistemas, el que tiene Sol Disco, o el de la espada detectora, que lo usan los demás. Dio muy buen resultado aquí".

Martín apuntó también a otros aspectos relacionados con la seguridad nocturna, y dijo que "todo está controlado" en lo que tiene que ver con el factor ocupacional. Además, indicó que "hay una merma en el trabajo de los boliches, se comenzó a notar con la ordenanza antitabaco, y más tarde influyó la crisis económica y hasta la pandemia. Los chicos se han acostumbrado a juntarse en casas de familia. Fíjese que antes se bailaba de jueves a domingo, y hoy hay un solo día crítico, que es el sábado. Además, los propietarios de los boliches colaboran mucho, ya que controlan la capacidad y la rotación".

Mecanismos de control

Sobre la ley apuntada por el Gobierno provincial, "los mecanismos de control van a ser muy estrictos y habrá el máximo castigo para quienes se aparten de la ley", aseguró Scioli y remarcó la responsabilidad del Estado de "proteger y defender la vida de los jóvenes para que no sean ellos las víctimas inocentes de la falta de profesionalismo".

El Gobernador hizo especial hincapié en la capacitación y los controles que se llevarán adelante en la labor del personal de admisión y subrayó la necesidad de "adecuar las normas vigentes a la nueva realidad que muchas veces empieza por la venta indiscriminada de alcohol y el consumo droga".

En ese sentido, destacó la importancia del diálogo y el consenso en las decisiones que se toman en su gestión y destacó que "hoy se está dando un paso adelante" ante esta problemática.

De la reunión, que se llevó a cabo en el Salón de los Acuerdos de la Casa de Gobierno, participaron representantes de la Asociación Civil "Martín Castellucci: contra la discriminación, contra la violencia y por los derechos de los jóvenes" y dirigentes del Sindicato Único de Trabajadores de Control de Admisión y Permanencia de la República Argentina.

Comentá la nota