Afirman que la solución depende de Obama

El director de Human Rights Watch, el chileno José Miguel Vivanco, sostuvo que la solución a la crisis de Honduras depende de Barack Obama.
"Es el único gobierno que puede advertir qué sanciones aplicar. Retiro de embajadores, cancelación de visas para los golpistas, confiscación de bienes, suspensión de ayuda. Ante una declaración de esa naturaleza de los Estados Unidos, un gobierno de facto no resiste más de unas horas", opinó Vivanco en una entrevista con el diario chileno La Tercera. Aunque remarcó que el gobierno de Obama quiere actuar multilateralmente, y no unilateralmente como George W. Bush. "Soy partidario del multilateralismo, pero Estados Unidos debe demostrar liderazgo. Es urgente, porque el tiempo juega a favor del gobierno de facto", advirtió. Por otro lado, Vivanco se mostró crítico hacia el depuesto mandatario hondureño.

"Zelaya fue elegido Presidente como candidato del Partido Liberal, que se ubica en la centro derecha hondureña. De hecho, no era un líder populista, pero comenzó a acercarse a la órbita chavista y a desafiar al resto de los poderes. Tanto el Poder Judicial como el Tribunal Electoral le dijeron que no aceptaban el llamado a referendo. Y aún así insistió. Su conducta política no fue precisamente demócrata, sino autócrata", precisó.

"Hay que distinguir: no se puede poner en un pie de igualdad a quienes dan un golpe y a los actores políticos que generan una crisis. Eso lo único que hace es confundir", resaltó el director de Human Right Watch.

Comentá la nota