Afirman que la producción de la vacuna no alcanzará a cubrir a toda la población mundial

La directora de la OMS, Margaret Chan, advirtió que "prácticamente todos son susceptibles de ser infectados"; prevén dificultades de acceso en los países más pobres
GINEBRA (EFE).- La capacidad de producción de vacunas contra la gripe A es inadecuada para una población mundial en la que "prácticamente todos son susceptibles de ser infectados por este nuevo virus y altamente contagioso", dijo hoy la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan.

En un discurso que pronunció en una conferencia internacional sobre propiedad intelectual, Chan sostuvo que en estas circunstancias es previsible que la mayor parte de las vacunas que se produzcan se destinen a los países ricos.

Reconoció además que esto será un nuevo ejemplo de cómo la incapacidad de pagar tiene como consecuencia negar a los más pobres el acceso a los servicios y productos de salud.

Chan reveló que se ha determinado que la vacuna ideal ante la actual pandemia de gripe sería una que proteja al mismo tiempo de la gripe estacional y de los potenciales virus pandémicos, aunque esto todavía no se ha logrado.

Por otro lado, la directora general de la OMS afirmó que los gastos vinculados a la salud empujan cada año a unas 100 millones de personas a cruzar la línea de la pobreza.

En el mismo discurso, Chan afirmó que la pobreza obstaculiza la invención de productos para tratar una serie de enfermedades dejadas de lado porque afectan, justamente, a los más pobres entre los pobres.

Chan se preguntó cómo puede esperarse que la industria farmacéutica, cuyo objetivo es obtener beneficios económicos, invierta en la investigación y desarrollo de patologías que afectan sobre todo a grupos de población sin poder adquisitivo.

"Aquí tenemos un problema crítico. Los sistemas y reglas, tales como los de propiedad intelectual y de protección de patentes que tienen sentido en muchos sectores generan algunas preguntas cuando se aplican a la salud humana", sostuvo la responsable del organismo sanitario mundial.

En consecuencia, subrayó, "las fuerzas del mercado y los incentivos, como la protección de patentes, no pueden resolver por sí mismos las necesidades sanitarias de los países en desarrollo".

Comentá la nota