Afirman que Parrilli le cortó los víveres a Huincul

El intendente de Plaza Huincul, Alberto Crespo, dijo que su apoyo a Quiroga en las últimas elecciones originó que lo mandaran a "pedirle plata a Cobos", y que el gobierno nacional abandone cualquier ayuda económica. "Parrilli se está defecando en 15.000 habitantes de Huincul", dijo.
No hay peor astilla que la del mismo palo, dice el refrán, y mucho peor debe ser cuando el palo tenía origen híbrido, como fue la Concertación Plural en Neuquén, que juntó lo que solía ser agua y aceite, es decir, radicalismo y peronismo. El tema está decididamente enterrado en el pasado, a tal punto que algunos intendentes ya no disimulan nada.

Es el caso del jefe comunal de Plaza Huincul, Alberto Crespo. Hombre de la UCR, Crespo hasta ahora se había manejado en buenas relaciones con el gobierno nacional, en trámites de gestión para obtener fondos u obras. Así fue hasta las últimas elecciones: haber apoyado a su correligionario Horacio Quiroga le costó un "corte de rostro" importante. Y el cierre de la billetera K.

Crespo ventiló el asunto en el programa de noticias que por la tarde conduce Leonardo Boela en RDV 90.7. "(Oscar) Parrilli me mandó a decir ahora andá a pedirle plata a (Julio) Cobos", contó el intendente.

Al manifestar su preocupación por la situación del país y de la provincia –este martes hubo un corte de ruta en Huincul, que levantó poco después del mediodía- Crespo afirmó estar "totalmente descreído" del gobierno nacional, y fue más lejos al destacar que "Parrilli se está defecando, no en Crespo, sino en 15.000 habitantes de Plaza Huincul".

Con tono calmo pero manifestando al mismo tiempo su disgusto, el intendente no vaciló en pronosticar que "ya tendremos la oportunidad de cambiar, con nuestro voto".

Comentá la nota