Afirman que las muertes por accidentes viales bajaron 13%.

Lo confirmaron desde el Gobierno y le atribuyeron el logro al incremento de controles de tránsito.
En lo que va del año en la provincia se registró un 13 % menos de accidentes viales con desenlaces fatales, en relación a lo ocurrido en el mismo período de 2008 y desde Seguridad Vial explicaron cómo se logró esto.

Las rutas mendocinas son una preocupación continua, tanto para la sociedad como para el Gobierno. Pero, pese a los intentos de los miembros del Estado para solucionar este problema, la falta de conciencia y precaución de los conductores siguen siendo los principales causantes de las muertes en las rutas; y contra eso no hay políticas que aporten soluciones inmediatas.

Pero, a pesar de que las cifras continúan siendo alarmantes, hay un motivo de esperanza para aquellos que luchan continuamente para prevenir los siniestros viales.

Según las estadísticas con las que cuenta Ciudadano -tomadas de los datos aportados diariamente por el Ministerio de Seguridad-, hasta el 15 junio de 2008 habían muerto en accidentes de tránsito 108 personas. Mientras que este año, hasta ayer, las estadísticas indican que los fallecidos fueron 103.

En tanto, en 2009 hubo un 2% más de fatalidades viales que en junio de 2007: aquel año los fallecidos habían sido 101 (sólo 2 menos).

Finalmente, los mismos recuentos concluyen en que en el año 2006 murieron 253 personas en accidentes de tránsito, en 2007 fueron 228 y en 2008, 245.

Las causas de la buena noticia

Según explicó el director de Seguridad Vial, Heriberto Ojeda, las cifras oficiales también arrojaron resultados positivos, aunque no precisaron datos concretos.

Para Ojeda, esta disminución se debe, entre otras cosas, al incremento del control policial: "La acción de los efectivos de Tránsito se puede ver en las principales arterias de la provincia", expresó el funcionario.

Sus dichos coinciden con la opinión de los lectores de Ciudadano que fueron consultados. "En el acceso Sur, que es por el que yo transito habitualmente, siempre veo un móvil policial a la altura del barrio La Gloria", dijo María Astone. "A raíz de eso, he notado que muchos conductores disminuimos la velocidad de marcha en esa vía", completó.

Además, el titular de Seguridad Vial remarcó otros factores que permitieron que las cifras, pese a no ser completamente satisfactorias, demuestren que el trabajo para solucionar esta problemática no ha sido en vano: "Hay una difusión permanente en los medios de comunicación sobre este asunto", remarcó.

Justamente por eso, "la sociedad ha tomado más conciencia de los peligros que hay al volante". Además, "el personal de Vialidad Provincial se encuentra continuamente actualizando las señales viales (sobre todo, reemplazando las que han sido dañadas)".

Por esto, desde Seguridad Vial dijeron estar conformes con los resultados obtenidos, pero remarcaron que continuarán trabajando para mejorar las estadísticas.

Comentá la nota