Afirman que hay medicamentos suficientes para enfrentar la gripe porcina en el país

Hay 610.000 tratamientos a disposición del Ministerio de Salud, según confirmaron fuentes oficiales a lanacion.com; el presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos explicó la importancia de una administración adecuada
Ante la noticia de que la gripe porcina llegó al país, al menos en un caso confirmado, el arma más preciada, el antiviral Oseltamivir, indicado para combatir la enfermedad, quedó en el centro de la atención.

Desde el Ministerio de Salud, informaron a lanacion.com que hay suficiente stock del medicamento, que ya está distribuido en los hospitales públicos del país. Precisaron que existen 610.000 tratamientos a disposición de la cartera sanitaria, de los cuales 500.000 habían sido adquiridos hace tres años por la gripe aviaria en la anterior gestión, y el resto fue comprado al laboratorio Roche ante la aparición del nuevo virus.

En diálogo con lanacion.com, Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB) y secretario del Colegio de Farmacéuticos, consideró que con el panorama que vive hoy el país, esta cantidad de medicamentos es suficiente. Sin embargo, aclaró: "No sabemos cómo va a evolucionar, si la epidemia crece geométricamente van a ser necesarias más dosis".

"En Argentina hay 13 laboratorios que están aprobados por Anmat para producir este fármaco, pero disponible en farmacias históricamente estuvo solamente el Tamiflú, de Roche. Los demás no habían estado interesados en producirlo, a excepción de la licitación del Estado en 2004. Es muy probable que ahora todos pongan en marcha la fabricación", explicó Peretta.

Una de las medidas que tomó el Ministerio de Salud fue poner todo el stock existente a disposición de las autoridades sanitarias de la Nación, para controlar distribución en todo el país. Además, se decidió que el medicamento será provisto únicamente por hospitales públicos y en los casos indicados por los médicos.

Peretta hizo hincapié en que lo fundamental es proveer los tratamientos de forma racional e inmediata, ya que una mala proscripción puede ser contraproducente, pero si se administra pasadas las 72 horas de la aparición de los síntomas, reduce su efectividad.

En este sentido, el especialista consideró que sería importante que se cuente con las farmacias para colaborar y de esa manera garantizarle a la población que tendrá fácil acceso al medicamento.

"El SAFYB hizo una solicitación para que los tratamientos lleguen también a las farmacias, que es lo más cercano al público", afirmó el médico. "Lo más importante es llevar tranquilidad a la gente de que hay un buen servicio médico y tratamientos a su disposición", concluyó.

Comentá la nota