Afirman que la mayoría de las escuelas públicas dictó clases normalmente

Tanto desde el Consejo Escolar como de la Secretaría de Educación de la comuna se mostraron satisfechos con el operativo que se montó para que las escuelas tuvieran agua y pudieran dictar clases.
La mayoría de las escuelas ubicadas dentro del área de emergencia tuvo clases normalmente durante la jornada de la víspera y contó con agua potable, según afirmaron ayer el secretario de Educación de la comuna, Néstor Lofrano, y el presidente del Consejo Escolar, José López, durante una de sus múltiples visitas a la plaza Mitre, que desde el viernes funciona como virtual sede del comité de emergencia creado tras la falla de la estación de bombeo.

En diálogo con este medio, ambos funcionarios consideraron exitoso el operativo de emergencia dispuesto con vistas al inicio de la semana lectiva y aseguraron que la actividad "fue normal" en todos los servicios educativos que se prestan dentro del área en emergencia: 24 provinciales -en 19 edificios- y 7 municipales -en 4 edificios-.

Lofrano relató que, tal como había anticipado este medio, el operativo de abastecimiento -similar al que durante el fin de semana se realizó en hoteles y restaurantes- comenzó antes de las 7 de ayer tanto en las escuelas públicas como privadas ubicadas en la zona crítica.

"Nosotros teníamos un panorama de cuáles iban a ser los establecimientos más urgidos, ya fuera porque solamente tenían tanque y no cisterna o porque ya habían consumido parte de sus reservas, de manera que desde bien temprano comenzamos el reparto" relató Lofrano.

Agregó que "a medida que fue avanzando la jornada fueron cubriéndose casos nuevos, por ejemplo el de la escuela San Alberto, que a las 11 nos llamó para decirnos que se le estaba vaciando el tanque y fuimos a proveerles el agua, para que pudieran dictar el turno tarde normalmente".

"Creemos que el abastecimiento del agua estuvo más que cubierto" se enorgulleció Lofrano.

Los criterios del funcionario municipal fueron compartidos por López, quien relató que el operativo dispuesto por la Municipalidad fue reforzado por el Consejo Escolar a través de dos camionetas de la Dirección de Mantenimiento que también repartieron agua mineral en las distintas escuelas.

Además, López consignó que se designó a un arquitecto para que trabajara en forma conjunta con un capataz de OSSE. "Ellos chequean la presión que tiene cada escuela y realizan un monitoreo permanente de la situación", afirmó.

Añadió que "se responde a las situaciones que van surgiendo con la mayor celeridad posible" y puso como ejemplo el caso de las escuelas 27 -ver aparte- y la 10, a las que "hubo que asistir porque se habían quedado sin agua".

"Creo que la actividad es normal dentro de la emergencia" agregó López quien reconoció que "hay escuelas que pueden tener problemas, pero se van solucionando con la marcha".

herramientas

mas menos

enviar a un amigo

imprimir

relacionadas

* Ex tripulantes pesqueros acampan desde hace 7 meses en el acceso a Tribunales

* La provincia aumenta los subsidios para el tratamiento de adicciones

* Hoy en la ciudad

* Infectólogos brindarán una charla

Comentá la nota