Afirman que con las fumigaciones no controlarán al dengue

Hasta ayer se registraban 1108 personas con los síntomas de la enfermedad del mosquito. Los especialistas advierten que las nubles tóxicas tienen más bien un efecto psicológico sobre la población.

La lucha contra el dengue sigue manteniendo en vilo a la población que extrema las medidas para evitar el contacto con el temible insecto que transmite el virus. Si bien los casos siguen en aumento, los registros muestran menos contagios diarios comparados con otras semanas donde se contaban de a centenas las personas infectadas. Los expertos en la materia prefieren no cantar victoria basados en sus conocimientos en torno al comportamiento que tiene toda epidemia, con etapas de estabilización y luego potenciación de la enfermedad. A los 1035 casos detectados hasta el martes, se sumaron ayer otras 73 personas con los síntomas de la enfermedad. En total Tucumán contabiliza 1108 enfermos de dengue, según el Ministerio de Salud Pública. El departamento Río Chico concentra la mitad de los casos (542), seguido por San Miguel de Tucumán (243) y Tafí Viejo (89). Sin embargo, el hecho de que la curva ascendente de casos denunciados comienza a estabilizarse muy sensiblemente, la situación en Tucumán no deja de ser preocupante, dado que está entre las jurisdicciones del país con mayor cantidad de enfermos ante la picadura del mosquito Aedes Aegypti. Rogelio Cali, jefe de Epidemiología del SIPROSA, considera que la sensible disminución de casos puede darse por múltiples factores, como la mayor conciencia en la comunidad que encaró una lucha domiciliaria más agresiva contra el vector, las tareas de descacharrización de las Intendencias y las fumigaciones. Sin embargo, Cali indica que las nubes de estos productos químicos con diluyentes que se esparcen principalmente en el interior tucumano, son sólo un apoyo a un conjunto de medidas que deben tomarse. "No podemos centrar las esperanzas de combatir el dengue con las fumigaciones. Muchas veces la gente necesita ver a los fumigadores con una gran nube impactante por un efecto más psicológico que otra cosa", señala.

José Luis San Martín, consultor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), había considerado que es "imposible que una estrategia de control se sustente en intentar eliminar el mosquito adulto solamente con la fumigación. La solución está en eliminar los criaderos, las chatarras y los recipientes que acumulan agua". Sin embargo, en Tucumán el problema de los basurales a cielo abierto y las chatarras acumuladas en los diferentes municipios, plantean numerosos problemas para los propios intendentes que no saben qué hacer con los elementos que sirven de criadero del mosquito transmisor del dengue.

El director de Ecología y Medioambiente de la Intendencia de Yerba Buena, ingeniero agrónomo Ramiro Ponssa, opina que la fumigación tiene un efecto de corto plazo que sólo elimina los mosquitos en el momento. "Esta es una medida que se toma sólo para controlar el área cuando hay una persona enferma, pero los efectos desaparecen en horas. Si no se eliminan los lugares de aguas estancadas transparentes de las casas, el dengue seguirá", dice. En Yerba Buena hay registrados oficialmente 16 personas con los síntomas de la enfermedad. "Llamativamente la mayoría de los casos se dieron en lugares donde residen familias con buenas condiciones económicas. Cuando llegamos a los barrios, lamentablemente advertimos una importante falta de información en la población pese a las campañas de difusión que se viene realizando", añade.

Comisión universitaria

En la primera sesión ordinaria del Consejo Superior de la UNT, se acordó la formación de un plan institucional contra el Dengue. La actitud, según manifestó una fuente de la casa de altos estudios, tuvo su origen en la grave situación que se vive en todo el país y sobre todo en la región del Noroeste.

El plan consiste en la formación de una comisión de decanos integrada por Mario Abaca, de la Facultad de Educación Física; Ricardo Mon, de Ciencias Naturales; Horacio Dezza, de Medicina; Bruno Andrada, de Agronomía y Zootecnia; Alicia Bardón, de Bioquímica, Química y Farmacia; y Gustavo Grosso, de la Escuela de Agricultura y Zacarotecnia.

También se convino delinear acciones de difusión, mediante la transmisión, a través de los medios de comunicación, de medidas de prevención con la opinión de especialistas del área de la salud y la elaboración de spots publicitarios. Además se continuará con la fumigación en la totalidad de la extensión de la Universidad (Horco Molle, Finca el Manantial, Famaillá y Aguilares).

Por otra parte, por pedido del Consejo de Escuelas Experimentales, se aprobaron los postítulos correspondientes al proyecto de capacitación para docentes de escuelas de la UNT: La Educación de la Sexualidad: Perspectiva integradora y Bases Bio-Psico Culturales. Los mismos comenzarán a aplicarse en el año en curso hasta 2011, y tendrán una extensión de 8 módulos.

Recuerde que...

- Los síntomas del dengue son similares a los de un cuadro gripal, aunque sin complicaciones en las vías respiratorias.

- La mejor forma de combatir el mosquito es eliminando sus posibles criaderos. Es decir todos aquellos elementos que acumulen agua transparencia y estancada.

-Es importante denunciar a las autoridades en caso de presentar los síntomas del dengue de modo que las autoridades sanitarias puedan hacer un control de la zona y evitar que el mismo mosquito que le transmitió la enfermedad, infecte a otro miembro de su familia.

- No debe tomar aspirinas dado que complica el cuadro y debe recurrir de inmediato a un médico.

Comentá la nota