Afirman que la confianza de los consumidores cayó casi 25%

La confianza de los consumidores para realizar compras mostró una significativa baja en diciembre del año pasado, al caer hasta casi un 25 por ciento con respecto al mismo mes de 2007, de acuerdo con un estudio privado.
Según un informe de la Fundación Mercado, el Indices de Confianza del Consumidor (ICC) llegó sólo al 33,6 por ciento en diciembre pasado, mientras que los de Ahorrista (ICA) y Familias (ICF) lo hicieron al 32,9 y 33,5 por ciento, respectivamente.

El estudio fue realizado sobre la base de un relevamiento en las ciudades de Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba, Mendoza, Neuquén, Rosario, Tucumán y el conurbano bonaerense.

Si bien se destaca que hubo una menor percepción de niveles inflacionarios en los últimos dos meses, también se registró una menor percepción de empleo e ingresos, por lo que la confianza a la hora de consumir cayó abruptamente, dijo el informe.

En ese sentido, la Fundación señaló que la situación de consumo, a través de la serie de medidas del Gobierno que fueron anunciadas a lo largo del mes, "no configuraron un shock de confianza pero ayudaron a restablecer un horizonte de consumo deprimido en el último trimestre".

"Desde abril de 2008 se observa un descenso paulatino de los niveles de confianza dentro de un marco de inflación y conflictividad interna e incertidumbre externa que no se ha podido, hasta ahora, disipar", indicó el informe.

Respecto a noviembre pasado, el ICC se ajustó un 6,3 por ciento y el ICA también disminuyó un 7,6 por ciento, determinando como resultado una baja de 6,4 por ciento en el ICF.

Respecto de diciembre de 2007, el ICC presenta una disminución de 24,7 por ciento y el ICA de 17,4, determinando una variación interanual negativa del ICF de 23,9 por ciento.

Los resultados de diciembre muestran una disminución significativa después de la estabilidad observada en noviembre último.

En forma parcial, los subíndices muestran una disminución de la percepción de la situación de consumo de sólo 0,5 por ciento, mientras las expectativas económicas bajaron un 9,3 por ciento.

Por otro lado, la percepción de empleo retrocedió un 5,1 por ciento y las expectativas de mayor actividad laboral bajaron un 8,4 por ciento.

Por segundo mes consecutivo, las expectativas inflacionarias volvieron a retroceder un 17,4 por ciento, siendo el único indicador favorable.

Comentá la nota