Afirman que la confianza de los consumidores argentinos sigue en retroceso

El índice de la Fundación Mercado arrojó una baja del 17,1% en noviembre respecto de igual mes de 2007; también cayeron los indicadores de confianza de los ahorristas y de las familias
El ánimo de los consumidores argentinos sigue deprimido. En noviembre, sus expectativas continuaron cayendo en comparación con los niveles alcanzados el año pasado. De eso da cuenta el Indice de Confianza del Consumidor (ICC) que elabora la Fundación Mercado, y que arrojó para el mes pasado una baja del 17,1% respecto de igual periodo de 2007, y una baja del 1% en relación a octubre.

El Indice de Confianza del Ahorrista (ICA) de la fundación también sufrió una merma interanual, del 8,7%, y un aumento del 2,7% respecto de octubre. Ese ascenso, en comparación con el décimo mes del año, surge como resultado de una pérdida del 0,5% en el Indice de Confianza de las Familias (ICF). Este último estimador tuvo una variación interanual negativa del 16,1 por ciento.

El ICC, el ICA y el ICF se ubicaron en anteúltimo mes del año en el 35.9%, 35.6% y 35.8%, respectivamente. Las bajas en los índices plasman la confianza de los agentes económicos para invertir su dinero o ahorrarlo.

La conclusión a la que arriba el relevamiento de Mercado señala la persistencia de "un escenario de precaución donde, pese a existir perspectivas de ingreso estables, el consumo se retrae y se trata de mantener el ahorro".

Según precisa el informe de la Fundación Mercado, "el mes de noviembre muestra un retroceso menor al evidenciado en octubre". Pero a la observación optimista sigue otra que no lo es tanto: "El anuncio del paquete de medidas fiscales y laborales no alcanzó a proyectarse sobre las expectativas económicas de las familias. Junto a esto, una menor percepción en el alza de precios se contrapone a una situación de estancamiento de empleo. Desde el punto de vista de las familias, no se despejan la incertidumbre sobre el alcance de la situación internacional y las dudas sobre que problemas (como el fiscal) responden a una dinámica interna de la economía".

Además, el relevamiento destaca una caída del 2,6% en las expectativas económicas, y del 12,3% en la percepción de empleo (así como las expectativas de empleo, que también mermaron en un 6%). Estos datos, sin embargo, fueron compensados con mejora en las expectativas de inflación y de ingreso.

La tendencia de compra de bienes durables fue del 10,2% en noviembre, manteniéndose por debajo de la media anual, de 10.4%, y confirmando la retracción evidenciada en octubre.

Expectativas de inflación . En este punto hay una mejora: un 46,8% de los consultados cree que los precios no subirán de los niveles actuales, mientras que un 35,9% piensa que seguirán aumentando a un ritmo mayor. Sólo un 17.2% sostiene que los precios bajarán.

Comentá la nota