Afirman que se acentúa la distribución ingresos más equitativa en la provincia

La brecha entre los estratos sociales ricos y pobres en la provincia de Formosa exhibe una significativa mejoría, dado que en los últimos trece años ese sensible indicador social se redujo en un 33%, lo que equivale a decir que la distribución del ingreso en la provincia viene teniendo un acentuado progreso.
Así lo ratificó el director de Estadísticas, Censos y Documentación de la Provincia de Formosa, Ricardo Oviedo, explicando que los datos surgen de los permanentes relevamientos y con base científica que el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos realiza en Formosa, en este caso en particular a través de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH).

Explicó que analizar la evolución de la distribución del ingreso en una sociedad es ordenar los hogares perceptores de ingreso de menor a mayor y el ingreso total per cápita familiar y clasificarlos en diez grupos, cada uno conteniendo aproximadamente el 10% de los hogares perceptores de ingresos. Cada grupo se denomina "decil", correspondiendo el decil 1 al 10% de los hogares con menores ingresos y el decil 10 al 10% de los hogares con mayores ingresos.

Indicó que "Brecha de los Ingresos" es una medida de desigualdad que relaciona los extremos de la distribución.

"En este aspecto, dicho indicador presentaba un valor del 0,329 en 1995, mientras que en el 2007 era de sólo 0,297, lo que indica una disminución del 10% real y una distribución mucho más equitativa de los ingresos de los formoseños, representando a las claras una mayor equidad entre ricos y pobres", afirmó.

Respecto a la distribución del ingreso per cápita de los hogares por estratos sociales, afirmó que "sin dudas ha sido un salto en positivo que se ha dado en estos casi trece años en torno a la redistribución de los ingresos entre los estratos de hogares formoseños", algo que robusteció indicando que "los mismos indicadores de la EPH estableció que el segmento bajo que agrupa al 40% de los hogares con menores ingresos, en 1995 sólo percibía un 20% de los ingresos totales, y en el año 2007 ese porcentaje de ingresos aumentó a un 25% del total de los ingresos per cápita percibidos por los hogares formoseños".

En este marco es que agregó que "el estrato medio (que agrupa al otro 40% de los hogares) aumentó su porcentaje de percepción de ingresos al pasar de un 38% a un 41,5% del total de los ingresos en el período considerado". Sobre el segmento social alto de hogares, afirmó que en el mismo se redujo su porcentaje de percepción de ingresos totales de un 42% en el año 1995 a tan sólo el 33,5% en el año 2007, lo que evidencia claramente una mayor equidad en la distribución de los ingresos de la sociedad formoseña", subrayó.

Evolución

Para Oviedo, uno de los actores centrales que ha posibilitado este escenario "reside en una gestión de gobierno como la del doctor Gildo Insfrán que viene desarrollando un modelo de provincia basado en una transformación integral, equitativa y de plena inclusión".

"La provincia productiva, con una creciente diversificación productiva, expansión en segmentos como el ganadero y el forestal, el creciente desarrollo de una cadena de valor agregado foresto-industrial, asistencia crediticia y financiera a pequeños y grandes productores, desarrollo de una industria manufacturera y del turismo, más el fuerte impacto provocado por las obras públicas y privadas para el desarrollo de la infraestructura básica que se requiere para afianzar este modelo provincial, son factores preponderantes y con directa incidencia en este nuevo escenario", afirmó Oviedo.

Aseveró finalmente que "estos y otros indicadores son concluyentes en torno al efecto de la política de gobierno sobre la equidad distributiva y que señalan fuertemente los alcances y logros de una gestión de gobierno que tiene al ser humano como centro de sus acciones".

Comentá la nota