El PE afirma que Tucumán fue beneficiada con la coparticipación.

“Seguro que sí, imagínese: hemos empezado la gestión con $ 1.500 millones (de ingresos) y ahora estamos en $ 5.000 millones”. De esta manera, el gobernador, José Alperovich, afirmó ayer a la prensa que Tucumán fue una de las provincias más beneficiadas por el reparto de los fondos coparticipables desde 2003.
La discusión por la distribución de esos fondos volvió a instalarse luego de que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, dijo, en su mensaje anual ante el Congreso, que las transferencias de recursos coparticipables y para obras públicas no dependen del humor presidencial. “Cuando andamos bien el país, andamos bien todos”, puntualizó el gobernador respecto de los lineamientos generales de la política nacional.

Si bien Tucumán ha sido una de las provincias más beneficiadas del país por la transferencia discrecional de fondos para obras públicas, cae en las generales de la ley cuando se analiza el reparto de los fondos coparticipables.

No obstante, el Gobierno nacional aún incumple con la garantía constitucional de girar el 34% del total de la recaudación federal. Desde marzo de 2002 hasta fines del año pasado, las provincias debieron resignar no menos de $ 15.700 millones de fondos coparticipables, al no cumplirse la cláusula de garantía, según un informe de la consultora Economía y Regiones.

Más aún, para el caso de Tucumán, el año pasado ingresaron alrededor de $ 220 millones menos de lo previsto por esa circunstancia. Esto se agrega ahora a los $ 60 millones que se giraron de menos durante el primer bimestre del año, pero por efecto de la caída de la recaudación de la AFIP ante el impacto de la crisis global.

Pero no solamente se resignaron fondos coparticipables. Las provincias también perdieron unos $ 6.000 millones por la no transferencia de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) desde 2003. En este caso, Tucumán resignó $ 294 millones, según la consultora privada.

Comentá la nota