La AFIP lanza otra moratoria para cancelar deudas y llenar la caja

La AFIP lanza otra moratoria para cancelar deudas y llenar la caja
A diferencia del acuerdo fiscal, no habrá condonación de deuda. Pero bajarán la tasa a la mitad y duplicarán los plazos actuales para cancelar impagos desde 2008
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) presentó ayer un plan de facilidades para que las empresas y los contribuyentes particulares cancelen deudas con el fisco acumuladas desde 2008, con un conveniente plan de pagos a dos años y tasa del 9,6% anual en pesos. El organismo apunta a captar una parte significativa de los $ 8.468 millones de impuestos impagos para engrosar la caja de 2010, que estará apuntalada por las mejores proyecciones internacionales e internas.

La resolución 2727 de la AFIP, que según su titular, Ricardo Echegaray, será publicada hoy en el Boletín Oficial, establecerá que aquellos contribuyentes que tengan deudas con el organismo correspondientes a 2008 y hasta el 31 de octubre de 2009 podrán cancelarlas en hasta 24 cuotas con un interés mensual del 0,8%, o del 9,6% anual. Para eso, deberán inscribirse vía internet entre pasado mañana y el 28 de febrero.

Según estimaciones extraoficiales, estas facilidades podrían incrementar la recaudación en unos $ 6.000 millones los próximos dos años. Los $ 3.000 millones anuales engrosarían en más del 10% los $ 27.158,3 millones que el Gobierno estipuló como superávit primario para 2010 en la ley de Presupuesto. Esto, en un año en que no se destinarán esos recursos a pagar servicios de la deuda externa, luego de haber creado un fondo con casi u$s 6.600 millones con las reservas del Banco Central para destinarlos a tal fin (ver aparte).

El plan se diferencia de las moratorias actuales porque reduce la tasa a la mitad –actualmente, el interés punitorio ronda el 1,5% ó 2% mensual– y duplica los plazos. En el caso del impuesto a las ganancias, las facilidades que rigen contemplan hasta 12 cuotas. Otras opciones reducen a seis los pagos.

Quedan excluidas del plan todas aquellas deudas anteriores a 2008, que habían sido contempladas por el Acuerdo Fiscal. Aquel blanqueo, a diferencia de la moratoria actual, incluía una quita de intereses y condiciones más ventajosas. Ahora, explicaron en la AFIP, no habrá condonación de deuda alguna, por lo que no es necesario pasar por el Congreso.

Borrón y cuenta nueva

Echegaray y el ministro de Economía Amado Boudou, en conferencia de prensa, calificaron la medida como "contracíclica" y afirmaron que la idea es que las empresas arranquen el año de la esperada reactivación económica sin arrastrar deudas. Según Boudou, el Gobierno quiere "ampliar las facilidades de pago para que los empresarios puedan dar vuelta la página tras la crisis". El titular de la AFIP agregó: "De cara a 2010 queremos construir una plataforma para el despegue económico muy clara".

Sin embargo, la medida concuerda con la necesidad de engrosar la caja ante el aumento del gasto público. "Las necesidades de caja del gobierno nacional y las administraciones provinciales y municipales lleva a instrumentar, por el lado de los ingresos, toda acción que estimen pueda generarles dinero extra", afirmó el titular del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) Nadín Argañaraz.

Según los especialistas y funcionarios de la AFIP, el régimen de facilidades no conlleva el riesgo moral que acarrea premiar al que no paga los impuestos con quitas o condonaciones, tal como sucedió con el blanqueo lanzado a fines de 2009.

El anuncio fue saludado por los empresarios. Entre los asistentes a la conferencia se encontraban el titular de la Copal y vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, y representantes de Adimra, la Cámara de Comercio y ABA.

Comentá la nota