La Afip investiga una millonaria defraudación en Misiones

Ayer la AFIP-DGI realizó once allanamientos en diferentes localidades de la Provincia, en el marco de la investigación que lleva adelante el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Posadas, en la que se investiga la creación de empresas fantasmas cuyo fin es generar créditos fiscales inexistentes.
La maniobra que se investiga se generaría a través de una importante ingeniería financiera y contable que consistiría en la creación de empresas mediante la utilización de personas de escasos recursos quienes actuarían como prestanombres, generando de esta manera una evasión millonaria por parte de las empresas usuarias que comercializan con las firmas intermediarias cuestionadas.

Los operativos se realizaron con total normalidad y en forma simultánea en la localidad de Posadas, Oberá, Aristóbulo del Valle y Apóstoles, contando con la participación de más de 30 agentes de la DGI y 3 escuadrones de Gendarmería Nacional, en la que pudo secuestrarse una importante cantidad de elementos relevantes para la causa.

Aunque rige el secreto de sumario, fuentes judiciales señalaron que entre las empresas investigadas se encuentran varias yerbateras que realizan maniobras para evitar cumplir con el pago de los impuestos y los aportes sociales a sus empleados.

Coincidencias

Mientras cientos de tareferos junto a sus familias y acompañados por la intendenta de Montecarlo, Elba Auzmendi, marcharon desde esta localidad hasta la sede de la Administración Nacional de Servicios Sociales, de Eldorado, en reclamo del cese de los descuentos de sus asignaciones familiares (producto de un fraude laboral); el director nacional del ANSES, Diego Bossio, confirmó que los 700 trabajadores volverán a cobrar sus asignaciones familiares.

"Los funcionarios de ANSES me explicaron que por la documentación que manejan, están investigando esta estafa en todo el Nordeste porque notaron varias irregularidades, En Misiones hay 700 trabajadores suspendidos en el cobro de ese beneficio, no sólo Montecarlo sino que se extiende a diversas zonas de la provincia donde operaban estas empresas contratistas. Entonces cuando me mostraron el informe, observé que sólo había 30 -de los 700- tareferos que no trabajaban y cobraban; les expliqué cuál era la modalidad del tarefero en nuestra provincia, que trabajan durante la zafra y después realizan otra actividad, y el fuerte impacto social que significa que de un día para el otro se queden sin ese dinero, cargando además con la angustia de tener una deuda encima, y que en la documentación se veía que había responsabilidad del empleador", dijo el senador Luis Viana.

Según el senador, "se detectaron varios casos de irregularidades en determinadas empresas, y por lo tanto dieron de baja a todos los que estaban trabajando. Este problema existe también en el Chaco y Formosa, donde incluso hay estudios contables que se especializaban en esto y trabajaban en función de blanquear esta situación para cobrar el 50 y el 50 por cientocon los trabajadores, o sea eran empresas fantasmas.

Comentá la nota