Afip investiga evasión de firmas cordobesas

Son dos empresas que habrían realizado operaciones a nombre de firmas inexistentes por 350 millones de pesos. También se analizan maniobras fraudulentas de empresas que trabajan en Neuquén y Río Negro.
Dos empresas cordobesas que habrían engañado al fisco por un total de 350 millones de pesos están siendo investigadas por la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip).

Así lo afirmó el organismo recaudador nacional ayer a través de un comunicado en el que informó que se detectaron tres casos de evasión impositiva por un total de 400 millones de pesos. Dos de ellos son los ocurridos en Córdoba y el otro en Neuquén y Río Negro.

Con respecto a las estafas a nivel local, la Afip informó que "uno de ellos involucra a una firma que estaría realizando operaciones a nombre de empresas inexistentes por montos que superarían los 300 millones de pesos en los últimos dos ejercicios anuales", en una maniobra que "habría dado lugar a la generación de créditos fiscales a favor de la firma, presuntamente apócrifos".

En tanto, la cartera que encabeza Ricardo Echegaray señaló que otra empresa también "estaría realizando operaciones a nombre de empresas inexistentes por montos que superarían los 50 millones de pesos en los últimos ejercicios comerciales". "En dicha investigación, las tareas desplegadas por el organismo recaudador permitieron revelar que se estaría liquidando operaciones de compra-venta a nombre de estas sociedades ‘fantasmas’ o inexistentes generando créditos fiscales apócrifos", reveló la Afip.

Es preciso destacar que pese a diversas consultas realizadas por este medio, el hermetismo del organismo recaudador hizo imposible conocer los nombres y rubros a los que pertenecen las firmas investigadas.

También en el sur

En tanto, la Afip presentó una denuncia penal ante la Fiscalía Federal de Neuquén contra diversas empresas y personas físicas de Neuquén y Río Negro que estarían constituyendo una asociación ilícita para emitir facturas apócrifas con el objetivo de proveer de crédito fiscal ilegítimo a diferentes contribuyentes. Con esta operación, habrían evadido $ 40 millones en concepto de IVA y Ganancias.

Las firmas denunciadas en Neuquén son lo que se denomina "sociedad pantalla o de cartón" y se las utiliza para encubrir o simular negocios efectivamente realizados o bien para aparentar su realización. Para eludir el pago de los impuestos, los contribuyentes (usuarios de facturas apócrifas) adquieren en el mercado clandestino facturas por diversos servicios y montos, que no son realmente prestados por el proveedor (librador de la factura), o son prestados por otros conceptos y montos o, incluso, por otros contribuyentes.

La maniobra investigada habría consistido en la creación, la compraventa y el empleo de facturas apócrifas de un modo organizado y sistemático con la finalidad de que terceros, denominados "usuarios" procuren o logren evadir impuestos nacionales. No sólo se habrían negociado comprobantes presuntamente apócrifos sino que, además, se habrían emitido comprobantes a nombre de sociedades comerciales que poseían una actividad real, cuyos titulares habrían accedido a facturar prestaciones inexistentes a cambio de una comisión porcentual del monto de los importes netos facturados.

En la maniobra, realizada durante los últimos cuatro años, están involucradas empresas vinculadas a la extracción y servicios de petróleo, hotelería y de transporte y logística.

Comentá la nota