La AFIP estudia incluir deudas de 2008 en la moratoria, pero sin extender el plazo

El blanqueo abarca situaciones producidas hasta fines de 2007, pero estudian alargar un año ese plazo. Se busca recaudar más sin correr el cierre para el Acuerdo Fiscal, previsto a fines de agosto
Primero fue una idea de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), pero ya es un tema analizado en la AFIP: el Acuerdo Fiscal podría incluir deudas hasta el 31 de diciembre de 2008, extendiendo así 12 meses el tope actual. "A nosotros nos ayudaría a recaudar más, mientras que muchos empresarios terminarían de regularizar su situación", confió ayer una fuente del organismo que conduce Ricardo Echegaray, y agregó que que el tema "puede definirse rápidamente".

El Acuerdo Fiscal, que incluye tres grandes capítulos (blanqueo de capitales, de personal, y plan de facilidades para deudas impositivas), abarca situaciones producidas hasta el 31 de diciembre de 2007, como establece la Ley 26.476, sancionada a fines del año pasado. Pero, mediante un decreto o resolución, la Afip se apresta a incluir deuda por un año más. "No necesitamos una ley para eso, con una norma de menor rango alcanza", comentaron en el organismo recaudador.

De esta forma, Echegaray intentará cumplir dos objetivos que se fijó en las últimas semanas: recaudar más en concepto de Acuerdo Fiscal, pero sin extender su plazo de finalización. Si la recaudación venía sostenida por los buenos desempeños de IVA para consumo interno, recursos de la seguridad social (aumento de sueldos y blanqueo de personal) y retenciones, la Gripe A cambió el panorama por completo. En junio, cuando se vislumbraba un repunte del nivel de actividad económica, el virus H1N1 se encargó de frenar este proceso.

Además, el Acuerdo Fiscal tuvo menos éxito del que se esperaba en la AFIP, cuando falta poco más de un mes para que finalice. Los contadores todavía reciben consultas de sus clientes sobre la conveniencia de entrar o no al Acuerdo Fiscal, mientras las decisiones de hacerlo se demoran. La falta de difusión sobre los resultados del blanqueo se debe a su magro desempeño, pero el administrador federal quiere evitar a toda costa alargar este proceso. En tal sentido, la propuesta de la CGERA puede ser una solución.

Esta organización empresaria, originalmente impulsora de la propuesta, difundió ayer un comunicado en el cual reiteró su pedido "de un nuevo plan de Refinanciación de Deudas Fiscales de 2008". Según Marcelo Fernández, que preside la entidad, "esta nueva moratoria que había quedado fuera del plan de regulación de la AFIP que vencía a fines de agosto, respondería a un pedido de varios sectores industriales comprometidos por sus deudas fiscales".

En diálogo con El Cronista, Fernández apuntó que "este tema podríamos cerrarlo en el Consejo Económico y Social. Allí será muy difícil ponernos de acuerdo en otras cuestiones, como retenciones o ART; pero en una extensión del Acuerdo Fiscal es probable que todos estén de acuerdo".

Por otra parte, la CGERA también avaló el proyecto de ley para un nuevo esquema de monotributo, que actualizaría los montos de facturación para mantener esta categoría de contribuyente. Otra apuesta de Echegaray para sostener la recaudación en un contexto económico que lo dificulta.

Comentá la nota