La AFIP estrena caja contra la evasión

El ente recaudador lanzó un paquete de medidas para mejorar los controles impositivos. Habrá chips para el ganado.
La AFIP anunció ayer una serie de medidas para agilizar y profundizar sus controles en las operaciones comerciales. El ente recaudador extendió el uso de la factura electrónica a las exportaciones para seguir de cerca transacciones por 246 mil millones de pesos y detectar casos de triangulación, donde se subdeclaran ingresos y operaciones con paraísos fiscales. La medida también alcanza a los seguros de caución, que operan como garantía ante incumplimientos que compran los comerciantes. Además, el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, presentó nuevos equipos para usar como controladores fiscales –o cajas registradoras–, que permitirán ahorrar el almacenamiento de las "cintas testigo" y facilitar la transmisión de datos. Una última medida que anunció el organismo es la creación del programa de trazabilidad fiscal del ganado bovino, que permitirá identificar la situación del rodeo hasta la faena. Además, se incorporó la utilización de la firma digital a los contratos de compraventa de granos. Las nuevas medidas fueron en general bien recibidas por los empresarios de los distintos sectores (ver aparte).

- E-Facturas: La incorporación de las operaciones de comercio exterior al régimen permitirá al ente recaudador contar con más de medio millón de documentos emitidos en formato electrónico que representan exportaciones de bienes y servicios por 246.000 millones de pesos. Echegaray, acompañado por el ministro de Economía, Amado Boudou, y la ministra de Producción, Débora Giorgi, afirmó que la factura electrónica "permitirá tener en tiempo real el nivel de facturación de los contribuyentes y cruzarla online". El objetivo es controlar que no se estén subfacturando exportaciones y detectar cuando se realicen operaciones ilegítimas con paraísos fiscales. Además, desde la AFIP señalaron que el sistema disminuirá los costos derivados de la utilización de papel y los que surgen del envío de la documentación por correo tradicional. Desde el organismo remarcaron que el universo de contribuyentes alcanzados por la E-Factura crecerá de 9100 a 22.000 contribuyentes.

Además del comercio exterior, se suman al régimen las aseguradoras que emitan pólizas de seguros de caución. En el último año, la AFIP registró un total de 109.255 pólizas por este tipo de seguros. Los seguros de caución son una garantía a través de la cual el asegurador indemniza al asegurado en caso de que éste incumpla las obligaciones legales o contractuales con un tercero.

- Controladores fiscales online: Los nuevos equipos permitirán "la trasmisión de datos de interés fiscal de forma remota, automática, inmediata y periódica con las bases centrales de la AFIP", explicó Echegaray. En la actualidad hay 320 mil controladores fiscales. El funcionario indicó que "habrá incentivos fiscales para el cambio de equipos", como amortización acelerada y un régimen especial de crédito fiscal. La medida permitirá a los comercios ahorrar papel y el almacenamiento de las cintas testigo que en la actualidad se deben conservar por cinco años.

- Chips en el estómago: La medida permitirá a distintas agencias del Gobierno profundizar el seguimiento de los animales para saber en qué instancia de la cadena se encuentran hasta que son faenados. A la AFIP le permitirá saber quién es el propietario de las vacas en cada momento y evitar el ganado en negro, minimizando así la evasión y elusión fiscal. Se trata de un chip con radiofrecuencia que se ubicará en uno de los 4 estómagos de las vacas. La idea se va a implementar progresivamente y desde la AFIP estiman que en 5 años las 57 millones de cabezas del ganado bovino tendrán instalado el chip con radiofrecuencia. Ya existen algunos productores santafesinos que utilizan un sistema similar para control interno. La primera etapa apuntará a grandes productores y feedlots. En el ente recaudador enfatizan que están convocando a un foro para intercambiar opiniones con los distintos representantes de la cadena. Todavía no está definido sobre quiénes van a recaer los costos del sistema.

Luego del brote de encefalopatía espongiforme bovina, o Mal de la Vaca Loca, en 1996 la trazabilidad del ganado se volvió un asunto relevante para los europeos y en Argentina dio origen al caravaneo, el dispositivo amarillo que llevan las vacas de exportación en sus orejas. "Hay un gran porcentaje de la actividad que está en negro, esta información permite hacer una suerte de censo: quién es el dueño, cuándo lo vende, el comprador, el pesaje, dónde se encuentra. La información estará integrada y la podrá utilizar AFIP, Senasa, Oncca y los distintos actores de la cadena", explicaron desde el organismo.

- Firma digital: Se incorpora el mecanismo en los contratos de compraventa de granos y el organismo será la autoridad certificante de las rúbricas. Desde que se abrió en mayo el registro de contratos en la AFIP –antes estaba en manos de las bolsas de cereales–, se suscribieron 66.130 contratos y más del 60 por ciento corresponde a acuerdos gestados en el interior del país. "Se trata de un sistema simple donde el contribuyente enviará el formulario firmado digitalmente con el detalle de quiénes intervienen en la operación", precisó Echegaray. La medida facilita la suscripción de contratos entre quienes se encuentren a grandes distancias y aumenta la seguridad jurídica entre las partes.

Comentá la nota