La Afip empezará a investigar si hubo evasión en Gamsur

El juez Ochoa cree que hay elementos para sospechar que no se cumplieron obligaciones con el fisco. Por eso, le pediría a la ex DGI que determine qué pasó en la mixta en los años anteriores
En los próximos días, la Justicia Federal le dará intervención a la Afip para que comience a investigar si la empresa mixta Gamsur evadió impuestos nacionales o contribuciones laborales durante los últimos años. La decisión se tomará después de que el magistrado Carlos Ochoa termine de analizar las diferentes aristas de la presentación judicial que la semana pasada hicieron dos concejales de la oposición, Enrique Novo y Eduardo Scoppa, a partir de una auditoría del Tribunal de Cuentas en la que se detectaron irregularidades.

"De acuerdo a lo que se ve hasta ahora, se observa posible que exista algún tipo de evasión. Entonces, deberemos darle intervención a la Afip para que determine si hay algún ilícito. Se sospecha de evasión y, entonces, será el órgano recaudador el que deberá investigar", indicó una fuente de la Justicia Federal.

Los concejales del Frente de la Gente -Novo- y de la Coalición Cívica -Scoppa- hicieron una doble presentación judicial. Por un lado, le pidieron a la Fiscalía de turno en los tribunales ordinarios que defina si los mayores costos que se le cobraron al Municipio entre 2005 y 2008 son correctos o si existieron sobreprecios.

Pero, por otro lado, también fueron a la Justicia Federal y presentaron ante Ochoa un pedido para que determine si en la empresa mixta encargada de la recolección de residuos hubo evasión impositiva.

"El paso de la Afip es totalmente necesario porque debe definirse si hubo perjuicio al fisco. Podría haber evasión previsional y no sólo fiscal. En ese caso, también es el órgano nacional el que interviene. Pero, en todo este proceso, en el tema de si hubo una estafa o no al Estado, hay que analizar si hubo intención porque a veces se calcula con otro criterio y eso, de por sí, no constituiría delito. Debe haber ánimo defraudatorio", indicó una fuente del Juzgado Federal.

Ochoa dio instrucciones a sus colaboradores para que haya una definición rápida con respecto a Gamsur. El magistrado considera que es un tema demasiado sensible para mantenerlo durante demasiado tiempo sin esclarecimiento.

Uno de los aspectos que auscultará la Justicia es si hubo evasión previsional. Esa conclusión se desliza en el informe preliminar que los auditores del Tribunal de Cuentas presentaron en los últimos días en el Concejo Deliberante y en la Municipalidad.

Los auditores -el abogado Bartolomé Angeloni y los contadores Sergio Fernández y Mario Paoloni- indicaron en su informe que, para definir los mayores costos, la empresa hizo aparecer en los papeles como si un pago de un adicional que se hizo sólo un mes se hubiera repetido durante todo el 2008 e, incluso, en el aguinaldo.

Pero, además, manifestaron que, aun si se acepta que la empresa pagó esos adicionales continuamente, como argumenta, el Estado municipal no debería reconocerlos porque no hay recibos ni comprobantes que los avalen.

"En caso de que se considerara que se trata de pagos habituales, como plantea la empresa, tampoco deben ser reconocidos en base a que los adicionales no remunerativos abonados a los empleados de Gamsur SEM -y que este cuerpo de auditores no acepta- configuran sumas abonadas de manera irregular; es decir que sobre dichos pagos no se efectúan aportes ni contribuciones", dice el informe. Y agrega que, de ninguna manera, el Municipio puede aceptar el pago de sumas en negro, es decir, irregulares.

Otro dato que para los auditores no tiene justificación es el notable incremento salarial que declaró la empresa ante el Municipio. Gamsur señaló que su partida de sueldos y jornales creció un 48,2 por ciento durante 2008. Así, el gasto en salarios pasó de 9,6 a 14,3 millones de pesos en apenas 12 meses. Ese crecimiento, por supuesto, debería ser soportado por el gobierno municipal.

Con las irregularidades que detectaron los auditores, la oposición recurrió a la Justicia no para denunciar un delito sino para pedirle a los jueces y fiscales que determinen si existió alguna conducta fuera de la ley.

Ahora, también podrían sumarse dos concejales del justicialismo, Ricardo Rojas y Guilllermo Natali, disconformes con la actitud que tomó Víctor Núñez, jefe de bloque, que salió a cuestionar al Tribunal de Cuentas y a decir que no debería investigarse si, en los años anteriores, hubo pagos indebidos a la mixta que recolecta los residuos.

El gobierno municipal apura la compra del 90% de las acciones

En medio de la polémica por los mayores costos, el gobierno municipal intentará en los próximos días firmar un acuerdo con los socios privados de Gamsur para que el 90 por ciento de las acciones de la empresa pase a manos del Estado local.

En realidad, todo estaba listo para que el acta se firmara el martes pasado, pero la polémica que generó el dictamen del Tribunal de Cuentas -que determinó que los mayores costos para el 2008 son de 5 millones de pesos y no de 7,5 millones como estableció el gobierno- terminó frenando el traspaso.

Ahora, el intendente Juan Jure espera estampar la firma este martes. Así, terminaría con un conflicto que le insumió más de cinco meses de gestión y lo puso en jaque en más de una oportunidad. Además, en el gobierno sostienen que será un excelente negocio para el Estado, que se quedará con el control mayoritario de la empresa por algo más de 4 millones de pesos.

La semana pasada, cuando la polémica por los mayores costos llegó a su punto máximo, el intendente salió a pedirle responsabilidad a la oposición porque, según dijo, podía caerse el acuerdo con los empresarios.

En un primer momento, se barajó la posibilidad de que el gobierno pagara las acciones de Gamsur con los terrenos que se compraron durante la gestión de Benigno Rins para hacer viviendas sociales.

Sin embargo, según fuentes confiables del Ejecutivo, esa posibilidad terminó siendo descartada y, ahora, se definió pagar con cheques pero a largo plazo. Durante el primer año, incluso, el Estado no debería pagar ningún tipo de intereses.

Comentá la nota