La Afip detectó 25% de evasión impositiva en comercios serranos

Los controles de verano se iniciaron el 7 de enero. En 400 locales, se labraron 100 actas. En 2008 fue 22%.
El comienzo de los operativos de verano que la Administradora Federal de Ingresos Públicos (Afip) realiza todos los años en las localidades de la sierras de Córdoba muestra un leve aumento en la evasión impositiva.

Las inspecciones, que se iniciaron el 7 de enero y abarcan a las principales ciudades turísticas de los valles de Punilla y Traslasierra, han alcanzado hasta el momento a 400 comercios de los cuales en 100 se han labrado actas de infracción por la no emisión del ticket correspondiente, de acuerdo con datos aportados por la delegación Córdoba de la repartición nacional.

Los primeros 10 días de controles muestran que el 25 por ciento de evasión detectado es levemente superior al 22 por ciento registrado durante todo el verano pasado, pero con el agravante de que la actividad económica en lo que va de enero sería inferior a la del primer mes de 2008, de acuerdo con lo observado en el rastrillaje.

La figura del agente encubierto (agente fedatario), que simula ser un cliente, es una de las herramientas que utiliza la Afip para detectar la no entrega de facturas. La infracción puede derivar en una multa económica, que va desde 300 a 30 mil pesos según el tamaño y los antecedentes del contribuyente (la reincidencia agrava el valor de la multa) y llega hasta la clausura del comercio.

Laboral y monotributo. Un grupo de 30 inspectores es el encargado de efectuar las visitas estivales que incluyen las ciudades de Carlos Paz, La Falda, Villa Giardino, Huerta Grande, Mina Clavero, Cura Brochero, Villa Dolores y Jesús María, entre otras. En los próximos días se sumará Alta Gracia.

Además de la constatación de la emisión de la factura, los agentes de la administración federal efectúan tareas de relevamiento del personal en relación de dependencia y de la categorización del monotributo por parte del comerciante. Por la cuestión laboral se inspeccionaron a 200 empleadores y se recogió información de 370 trabajadores a los que se les verificará el cumplimiento de la legislación laboral.

En relación con el monotributo, el consumo de energía del comercio es un indicador que la Afip tiene en cuenta para determinar una posible recategorización del contribuyente. También se realiza la lectura del controlador fiscal.

A diferencia de otros años, esta vez Afip y Policía Fiscal de la Provincia no efectuaron operativos conjuntos.

Ofensiva porteña. En la costa atlántica, el Gobierno de Buenos Aires implementó un operativo contra los comercios golondrinas que incluye un "ejército" de 1.600 inspectores.

Bajo el mando del director ejecutivo de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA), el cordobés Santiago Montoya, los agentes tendrán como objetivo detectar la presencia de aquellos comercios que operan sólo durante la temporada de verano y que luego cierran sin pagar los impositivas. Según Montoya, los primeros resultados de los operativos mostraban un menor nivel de incumplimiento.

Comentá la nota