La AFIP demandó a medio millar de productores rurales

La Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP), el órgano de contralor de impuestos, inició acciones judiciales contra 509 productores agropecuarios morosos en La Pampa, a quienes les reclama el pago de tributos impositivos y previsionales. La suma exigida asciende a los 12.136.200 pesos, es decir un 2,85 por ciento del total reclamado en todo el país (425,4 millones de pesos).
El documento oficial explica que el 55 por ciento de las demandas en la provincia son contra empresas locales que operan en el campo y que 90 por ciento del monto reclamado es por deudas previsionales. También indica que el 70 por ciento del monto proviene de impuestos al trabajo (contribuciones patronales del empleador y contribuciones personales del peón de campo no ingresadas por el productor). El resto es evasión pura del IVA, suma que pertenece a los organismos fiscales y no a los productores. La pelea se presume que se intensificará más en los próximos meses.

La semana pasada el Gobierno Nacional, a través del titular de la AFIP-DGI, Ricardo Echegaray elevó un dictamen sobre las irregularidades tributarias en el sector agropecuario de todo el país. De acuerdo a datos a los que pudo acceder LA ARENA, el organismo de contralor inició el 28 de agosto acciones judiciales contra 509 productores morosos de La Pampa por una suma millonaria.

Sin dudas que el deterioro fiscal de los últimos tiempos, ha llevado al gobierno a buscar recursos de todos lados, más aún después de que ni el blanqueo de capitales ni la moratoria impositiva dieron buenos resultados. Desde los despachos hubo una fuerte embestida porque se considera que el sector rural es un fuerte foco de evasión. Para la AFIP ya estaban detectados la mayoría de los evasores, sólo que ahora se comprobó que la mayoría de ellos rehusaron acogerse al perdón fiscal. El listado es muy heterogéneo, aunque las primeras intimaciones en La Pampa fueron para los acopiadores de granos, los ganaderos, los consignatarios y finalmente los productores en general. ya se conformados individualmente o en pooles de siembra.

Ganaderos, en guerra.

Según el documento oficial, se iniciaron en todo el país acciones judiciales en contra de 13.000 morosos del campo, con el objetivo de reclamar deudas impositivas y previsionales por más de 425 millones de pesos. "La sociedad debe saber –declaró el titular del organismo fiscal–, que el sector rural es uno de los que presenta el mayor nivel de informalidad laboral, pues casi el 68 por ciento de los empleados del sector agrícola-ganadero se mantienen en la informalidad''. El organismo recaudador de impuestos informó además que las demandas iniciadas son a 13.262, llevadas adelante luego de haberse agotado la gestión administrativa para lograr el cobro de las deudas de esos contribuyentes.

En el 55 por ciento de los casos, las demandas corresponden a contribuyentes constituidos como sociedades (7.357 casos). En cuanto a la proporción del monto reclamado, esos casos representan más del 90 por ciento (385 millones de pesos). De los 425 millones que suma el total de las demandas iniciadas la semana pasada, 228 millones corresponden a contribuyentes radicados en el área metropolitana del país (Ciudad de Buenos Aires y partidos del conurbano bonaerense) y 197 al resto del país.

Este diario pudo acceder a la parte del informe que refiere a los datos provinciales. De los 509 productores agropecuarios pampeanos, el 66 por ciento son consignatarios de hacienda, ganadería de cría, recría, engorde y feed-loots. La suma reclamada como deuda de impuestos al trabajo supera los 12 millones de pesos.

Operadores de granos.

Desde esta columna se informó en julio que la AFIP había sancionado a 7.300 contribuyentes del Registro Nacional de Operaciones de Granos (RNOG) y que en La Pampa habían sido 253 sancionados, algunos inclusive notificados por SMS, como alertas telefónicas o mensajes de texto al celular.

La medida se tomó porque no habían presentado las declaraciones juradas del Impuesto a las ganancias, ganancia mínima presunta y/o bienes personales y se quedaron sin los beneficios tributarios de estar al día. No sólo esos productores quedaron suspendidos hasta tanto presentaran la papelería, sino que a su vez no podrán gozar del beneficio de la alícuota general de retención del IVA, aplicándoseles una retención equivalente a la totalidad del IVA involucrado en la operación.

La AFIP, mediante la resolución general 2434, detectó en La Pampa, según lo documentó LA ARENA hace dos meses, a 253 operadores de granos en infracción por no presentar la documentación necesaria para acceder a los beneficios tributarios previstos en el RNOG. Puntualmente, y sólo por impuesto a las ganancias, existen 124 sancionados (5.034 en todo el país), es decir contribuyentes que no cumplieron y a los cuales se les venció el plazo, con lo cual quedaron suspendidos del Registro.

Dentro de los infraccionados están acopiadores-consignatarios; canjeadores de bienes y/o servicios por granos; exportadores y/o importadores; acopiadores de maní; compradores de grano para consumo propio; industriales aceiteros; fraccionadores; industriales balanceadores; industriales cerveceros; industriales de destilería; industriales con molinos de harina de trigo; industriales seleccionadores; usuarios de molienda de trigo; acondicionadores; corredores; operadores en el mercado de futuros y opciones o mercado a término; explotadores de depósitos y/o elevadores de granos; propietarios de balanzas públicas; entregadores y laboratorios afines.

La embestida de la AFIP y la Aduana contra el campo va creciendo, casi en igual proporción que la pelea de los ruralistas contra las políticas del gobierno hacia el principal sector primario del país.

Comentá la nota