La AFIP irá a cuatro puertos para fiscalizar exportación de granos

Para controlar el comercio granario in situ, el organismo llegará hasta algunos puertos clave. La Mesa de Enlace espera que se agilicen esta semana la Carta de Porte y el CTG
Mañana, la AFIP dará un paso más en su estrategia para controlar el comercio de granos y frenar los embates políticos de la Mesa de Enlace. Ese día, las huestes de Ricardo Echegaray (muy posiblemente con él incluido) recorrerán los puertos de Quequén (Necochea), Ingeniero White (Bahía Blanca), San Lorenzo (Santa Fe) y Rosario, por donde pasa casi la totalidad de la exportación de granos. "Vamos a ver cómo funcionan in situ la Carta de Porte y el Código de Transporte de Granos (CTG). De esa forma, también controlaremos el movimiento de camiones", contó una fuente del ente recaudador.

La acción fiscalizadora fue anticipada el miércoles pasado por fuentes del organismo, tras la "reunión" o "visita guiada" (según la versión que se escuche) que mantuvo Echegaray con segundas líneas y técnicos de la Mesa de Enlace. Para la dirigencia rural, el objetivo de mañana es meramente fiscal; pero en la AFIP señalan que pretenden agilizar la operatoria del comercio de granos, tal como reclama toda la cadena agrícola.

"Los invitó Ricardo (Echegaray) para que vengan a los puertos, vamos a ver cómo responden. Con o sin la Mesa de Enlace, nosotros concurriremos igual para controlar y ver cómo funciona la exportación de granos en el lugar de los hechos", desafió y admitió un funcionario muy cercano a Echegaray. "Todavía no decidimos la asistencia a los cuatro puertos, lo veremos mañana (por hoy). De todas formas, si asisten algunos dirigentes, serán aquellos con cargo zonal o provincial", apuntó Ernesto Ambrosetti, economista jefe de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

Ambrosetti, que estuvo en la "visita guiada" del miércoles pasado al centro de cómputos de la AFIP, asegura que "para nosotros, el día clave de esta semana será el miércoles, porque Echegaray nos prometió resolver las dificultades de la Carta de Porte y el CTG para ese día". Entre otras cuestiones, los ruralistas reclamaron que pueda accederse a ambos documentos (imprescindibles para comercializar y exportar granos) no sólo mediante teléfono e Internet. "Parece fácil, pero en muchas zonas no hay señal de celular o se corta fácilmente, y ni hablar del acceso a la web", explicó Ambrosetti.

Entre las soluciones barajadas la semana pasada, una sería que pueda accederse a estos documentos desde cualquier oficina de la AFIP o la Oncca, que tienen muchas representaciones en el interior del país. Las expectativas de llegar a esta solución es buena desde ambas partes. "Es una solución temporaria, pero estimo que llegará para este miércoles", dijo Ambrosetti. "Lunes y martes concentraremos casi toda la energía en brindarle al campo las soluciones prometidas", admitió un alto funcionario de la AFIP involucrado en el tema.

Además de la solicitud del CTG y Cartas de Porte en agencias de AFIP y Oncca, estas últimas podrían adquirirse con hasta diez días de anticipación a la venta del grano, y también permanecería vigente ante un rechazo en puerto, dos cuestiones operativas que reclaman los productores.

La mayor velocidad documental en la exportación de granos, esperada por la cadena agrícola, también será de mucha utilidad para el fin básico de la AFIP: recaudar más. Alberto Rodríguez, titular de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), señaló este fin de semana –en declaraciones radiales– que "a fines de 2008 hubo alguna retención de granos, una cierta reticencia a vender soja; pero se está empezando a liquidar". De ese cambio de actitud, y con la soja elevando el valor de su tonelada (ya tiene los u$s 410 como piso), vendrán dólares muy importantes para que la AFIP recaude más y el Banco Central controle con mayor facilidad el tipo de cambio.

Comentá la nota