Afip bajo el sol. Con juegos en la colonia, enseñarán a los chicos a revalorizar lo público

Se organizan por segundo año consecutivo y en esta ocasión quieren llegar a 2000 chicos. “No les enseñamos a pagar impuestos sino a comprometerse con lo que nos pertenece a todos”, aclaró la Afip.
Por segundo año consecutivo, la Afip saldrá a visitar las colonias de vacaciones de la ciudad con su programa de educación tributaria “Afip bajo el sol”.

Será desde mediados de diciembre y la idea es llegar en esta ocasión a alrededor de 2000 chicos.

Para evitar confusiones, el organismo fiscal aclaró que la propuesta no busca enseñarles a los más pequeños a pagar impuestos. “Esa palabra ni siquiera se menciona, los juegos que se les plantean tienen que ver con la educación en valores.

Por ejemplo, que sepan que lo público se sostiene entre todos y que grandes y chicos podemos aportar mucho para el cuidado de lo que nos pertenece”, comentó Laura Escudero.

La referente en Educación Tributaria de la regional Río Cuarto de Afip destacó la colaboración que reciben de la municipalidad y de Fundemur, cuyos profesores el año pasado se capacitaron para organizar los juegos.

Invitación a los clubes

En esta temporada, además de las cinco colonias de verano que organiza el municipio se sumará a la propuesta de educación tributaria la Asociación Atletica Estudiantes.

“Nos reunimos con su presidente y acordamos lanzar este año el programa en la colonia de ese club, y seguimos en gestiones con otros clubes con la idea de que también se unan y nos ayuden a formar a los chicos en valores”, destacó Escudero.

Para eso, el organismo fiscal contratará a dos profesores de educación física de Fundemur que semana a semana estarán visitando los predios. “Creemos que desde los juegos se pueden transmitir valores como la convivencia democrática, el respeto por el otro, el cuidado del espacio público, ese es el objetivo que perseguimos y ojalá que este año nos vaya tan bien como el año pasado”, comentó Escudero

Los chicos que participen de Afip bajo el sol recibirán un obsequio que en algunos casos pueden ser útiles escolares, historietas, o el videojuego de Martina, una heroína que se dedica a descubrir las tramoyas de los evasores y ponerlos a raya (ver recuadro).

“Ojalá se vayan sumando otros”

El presidente de Estudiantes, Iván Rozzi, quien además se desempeña desde hace años como dirigente gremial de la Afip comentó que se siente comprometido con el programa y que su intención al llevar el programa tributario a la colonia del club es que otras organizaciones similares los imiten.

“Yo creo que la dirigencia de los clubes debe tener un compromiso que vaya más allá de la vida institucional, por eso digo que nuestro club está dispuesto a colaborar con el programa de la Afip, pero también está abierto a hacer lo mismo con el gobierno municipal o con el de la provincia”, dijo.

Sobre el contenido de los juegos, Rozzi se ilusionó con que los chicos reciban un mensaje que haga foco en los valores. “Creo que ellos pueden tomarlo como un signo de que una mejora social es posible”, concluyó.

Martina, una heroína a la caza de evasores

Martina tiene una figura estilizada y un peinado moderno, es informal para hablar y no se anda con vueltas cuando siente que un pez gordo mordió su anzuelo.

Lejos del prototipo del sabueso gris, esta agente de la Afip es la heroína virtual de un video juego creado por encargo del organismo fiscal y que comenzó a distribuirse entre los chicos porteños este año, durante las vacaciones de invierno.

Acaso, algunos de los que participen de los juegos en las colonias riocuartenses puedan llevarse un cd de premio.

La protagonista central de la historia, Martina, es una adolescente contratada por la AFIP para investigar casos de evasión, facturas truchas y trabajo no registrado. Infalible, la joven los resuelve y encarcela a los infractores con astucia y tecnologías de última generación.

Desde hace tres años, era el personaje de una historieta. Ahora, Martina saltó al formato PC y cada vez son más los chicos que empezaron a familiarizarse con la caza de evasores.

Comentá la nota