La AFIP apunta a los estafados por Madoff.

La AFIP apunta a los estafados por Madoff.
El organismo quiere saber si es dinero en “negro”. Y si esos inversores tienen más por declarar. Ya hubo pedidos a un banco.
La AFIP puso en la mira a los argentinos que fueron víctimas de Bernard Madoff, el financista estadounidense que estafó a miles de inversores, incluso a celebridades del mundo del espectáculo y del deporte, por un total de 50 mil millones de dólares. La AFIP quiere saber si los inversores argentinos tenían ese dinero sin declarar. Y si disponen de más fondos en “negro”, dijeron fuentes del organismo a Crítica de la Argentina. Se estima que Madoff recibió entre 500 y 700 millones de dólares de parte de ávidos inversores locales.

El trabajo de la AFIP se inició la última semana cuando inspectores visitaron la casa central del Banco Santander, en el microcentro, y reclamaron a la entidad información sobre los clientes argentinos que invirtieron en el fondo Optimal, uno de los que administró Madoff hasta que su estafa salió a la luz pública, hace un par de meses.

En forma paralela, el organismo está atento a los movimientos de los ahorristas estafados. Muchos de ellos iniciaron gestiones en distintos bufetes de abogados de Buenos Aires para hacerle juicio a Madoff y a los bancos que los asesoraron, e intentar recuperar su dinero. El Santander fue uno de ellos, y es por eso que la AFIP ahora le pide colaboración.

En la AFIP admiten que los 500 o 700 millones de dólares que los argentinos apostaron en los fondos de Madoff son exiguos en comparación con el dinero que, en total, los argentinos fugan al extranjero, unos 22 mil millones de dólares el último año. En verdad, el organismo oficial está detrás de “peces gordos” que tendrían más dinero en “negro”.

Una vez que la AFIP se contacte con los inversores, les recomendará que blanqueen sus ahorros, en caso de guardarlos de manera irregular. Los invitará a que se sumen al blanqueo de capitales que se iniciará el 1 de marzo.

Este diario se contactó con algunos estudios que asesoran a estafados por Madoff. Guillermo Borda, socio gerente del estudio Borda, explicó que los clientes sólo los contratan para que les recuperen el dinero. Y que el estudio no se hace cargo de la situación impositiva de los flamantes clientes.

Desde el organismo oficial hicieron hincapié en que los inversores tienen tiempo hasta el próximo 31 de agosto para adherir al blanqueo. Y que es importante declarar cuánto invirtieron a pesar de que todavía no sepan cuánto van a recuperar en los tribunales, ni si aceptarán alguna oferta extrajudicial de los bancos.

Para la AFIP, el reclamo de los inversores, aunque sea por intermedio de un estudio jurídico, les permite acceder a los datos que hasta ahora permanecían ocultos. Los abogados explicaron que el accionar del organismo sólo tendrá incidencia sobre aquellas personas o empresas que tengan domicilio real en la Argentina.

Se estima que unas 1.200 personas fueron estafadas por los fondos de Madoff. En total depositaron entre 500 y 700 millones de dólares. Además de grandes financistas, también fueron víctimas medianos ahorristas (15 mil a 30 mil dólares) que realizaban sus colocaciones en fondos de inversión de los bancos.

La mayoría de los damnificados del país corresponden a clientes del Banco Santander, entidad española que era dueña del fondo de inversión Optimal. Tenía la mayor parte de su capital en la empresa financiera de Madoff llamada Investment Securities Group. El Santander reconoció que actuó negligentemente y les hizo a sus clientes damnificados una oferta para que no le iniciaran acciones legales.

Otros bancos, como el BBVA, BNP Paribas, HSBC, que también habrían asesorado a sus clientes a invertir en Madoff, todavía no reconocieron su inoperancia ni realizaron ofertas a los damnificados. Borda agregó que “la oferta del Santander es un efecto dominó, e implicará que los otros bancos sigan el mismo camino”. El abogado Osvaldo Prato, del estudio Arazi-Prato-Merola y Asociados que representa a la asociación civil Consumidores Financieros en el caso Madoff, aseguró que en caso de seguir la vía judicial “los bancos pagarían costos muy altos y una condena por mala praxis”.

Comentá la nota