La AFIP aprieta a las cooperativas

Los contadores y asesores de la mayoría de las cooperativas eléctricas ratificaron su postura: el IVA que se paga por obras costeadas con aportes de la Provincia puede computarse como "crédito fiscal". No se trata de una "locación de obra", como dijo la Cosega.
El error contable cometido por la Cooperativa Eléctrica de General Acha (Cosega) genera una creciente preocupación entre las entidades eléctricas de la provincia, incrementada en las últimas horas con la decisión de un fiscal de promover una causa penal. El tema fue analizado la semana pasada en una reunión de contadores y síndicos, y esta semana se produjo la primera "visita" de personal de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a una entidad solidaria, la de Intendente Alvear.

La preocupación empezó a generarse hace un par de meses -cuando se supo que las nuevas autoridades de la Cosega habían cambiado la forma de contabilizar un subsidio del gobierno provincial- y eclosionó la semana pasada con una concurrida reunión de contadores, asesores y auditores en la sede de la Federación Pampeana de Cooperativas Eléctricas (Fepamco). Una veintena de estos profesionales viajaron a Santa Rosa al sólo efecto de analizar esta situación.

El análisis de los profesionales fue unánime y concluyente: "El Consejo de Acha se equivocó, la forma en que consideraron ese subsidio es errónea, está mal", informó Abel Argüello, presidente del Consejo de Administración de la Fepamco. "La conclusión a la que llegaron todos ellos es que al IVA hay que tomarlo como crédito fiscal", remarcó.

Crédito.

El nudo del conflicto radica en la forma de computar los subsidios que el gobierno provincial, a través de la Administración Provincial de Energía, otorga a las cooperativas eléctricas para ayudarlas a costear obras de infraestructura. La línea seguida hasta ahora es que la cooperativa adquiere los insumos con el dinero que le dio la APE y paga el 21 por ciento de IVA de cada compra de sus propios fondos "Esto nos permite tomar al IVA como crédito fiscal", explicó Argüello.

Esta es la técnica contable que se siguió tradicionalmente en las cooperativas. Hasta que las nuevas autoridades de la Cooperativa Eléctrica de General Acha decidieron cambiar de estrategia: en vez de computarlo como subsidio, decidieron considerarlo una "locación de obra", un cambio de calificación que tiene consecuencias contables imprevisibles y que puede generar serios problemas económicos en las delicadas finanzas de las entidades. Además, implica que la obra construida con este aporte estatal no pertenece a la entidad -la Cosega, en este caso-, sino al Estado.

"Si la situación fuera como dice la Cosega -señaló Argüello-, entonces la APE tendría que darnos el subsidio y también el importe para pagar el 21 por ciento de IVA". Ello nunca fue así. "La APE nos da el subsidio, y nosotros compramos los elementos, los insumos necesarios para la obra, y pagamos el 21 por ciento de nuestros bolsillos", reiteró Argüello.

Visitas.

Los antecedentes juegan a favor de las cooperativas y le dan la razón. Sin embargo, el error ya está cometido y de hecho, ya empezó a producir repercusiones: en el transcurso de esta misma semana personal de la AFIP viajó hasta Intendente Alvear para mantener una entrevista con los responsables de su cooperativa eléctrica. "No fue una inspección", aclaró Argüello. "Fue una visita, digamos que una visita de cortesía, pero igual nos dejó muy preocupados", reconoció el cooperativista. En el caso de Alvear, recibió un aporte económico del gobierno en torno a los 6 millones de pesos. "Con ese número, el 21 por ciento es un monto muy importante como para perderlo como crédito fiscal", abundó.

Ante esta situación, los contadores y asesores emitieron un dictamen técnico que elevaron a la Fepamco y esta distribuyó a todas sus asociadas. El informe sintetiza lo explicitado en la reunión del 30 de julio y ratifica que el IVA que aportan las cooperativas para estas obras puede computarse como "crédito fiscal".

Si el panorama ya era poco halagüeño la semana pasada, en las últimas horas se tornó más oscuro. El fiscal penal de General Acha, Hugo Vercellino, decidió darle impulso a una denuncia presentada contra las anteriores autoridades de la Cosega -encabezadas por Roberto Zamora- para que un juez investigue si se ha configurado alguna figura penal.

Comentá la nota