La AFIP y la ANSeS absorbieron 80% de los trabajadores de AFJP

La AFIP y la ANSeS absorbieron 80% de los trabajadores de AFJP
De 7.545 trabajadores de las AFJP, pasaron al Estado más de cinco mil. Unas 122 personas no aceptaron el traspaso y otras 330 siguen con sus antiguos empleadores
El número es elocuente: un 43% de los ex empleados de las AFJP trabajan hoy en la AFIP y un 37% lo hacen en la ANSeS. Es decir que, ocho de cada diez empleados que fueron reconocidos como ‘en regla’ para la estatización de sus puestos se dividen entre las huestes de Amado Boudou y Ricardo Echegaray, dos de los funcionarios que más terreno ganaron en los últimos meses. El 20% restante están en el PAMI (17%) y un 3% en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, según un relevamiento de la ANSeS, al que tuvo acceso El Cronista en forma exclusiva. "Unas 122 personas no aceptaron el traspaso, otras 330 quedaron trabajando para sus antiguos empleadores y unas 148 quedan por asignar", reveló una alta fuente de la ANSeS.

Claro está: de los 7.545 trabajadores que formaban parte del sistema hubo cerca de 1.973 que habían sido desvinculados con anterioridad al traspaso de las AFJP al sistema estatal, aseguran en las huestes de Boudou y por ello aparecen como fuera del plazo establecido para su conversión. "Es cierto que hubo despidos masivos con anterioridad a la estatización del sistema y en la actualidad varias de las personas que quedaron afuera nos están llamando porque quieren ver la forma de entrar al régimen estatal", explicó Cyntia Leszczynski, fundadora del Movimiento Unido de Trabajadores de AFJP (Mutafjp). Vale aclarar que la estatización del sistema –conforme a la resolución publicada en el Boletín Oficial– afirmaba que la ANSeS haría una oferta para incorporar a distintos organismos del Estado a aquellos empleados que tuvieran categoría de ‘dependiente’ en las declaraciones juradas correspondientes al mes de septiembre de 2008 presentadas por las respectivas AFJP. Además, debían ser despedidos con posterioridad al 20 de noviembre de 2008 que es cuando se sancionó la eliminación del sistema privado de jubilación.

Leszczynski agregó que "se dio también que varias de las personas de puestos ejecutivos y gerenciales que no iban a pasar al Estado lo hicieron al ver que disminuyó muy fuerte la oferta de trabajo en nuestro país". Sin duda, un cambio en la tendencia ya que los que tenían sueldos superiores a los $ 9.000 no formaban parte del nuevo combo estatal.

Dime de dónde vienes

Conforme al relevamiento de la ANSeS al que accedió El Cronista el top tres de las AFJP que más personal aportaron al estado quedó conformado por Orígenes (1.290), Consolidar (1050) y Met Afjp (1.029). Entre las que más cantidad de personal queda por asignar aparecen Unidos (42), Previsol (40) y Consolidar (26). "No obstante, todos siguen cobrando", se preocuparon por aclarar desde la sede de ANSeS. "En el caso de Unidos no les enviaban los telegramas y por ello se postergaban las decisiones ya que pasaban a una comercializadora de seguros", asegura Leszczynski.

La pregunta latente gira ahora en torno a las tareas que actualmente desempeñan: en el caso de los asignados a la ANSeS la mayoría realiza tareas administrativas y los que eran promotores comerciales –con roles de venta en la calle– pasaron a la AFIP con el objetivo de mantener tareas similares.

Comentá la nota