La AFIP aclaró que podrán ingresar a la moratoria todas las obligaciones por 2007

Una fuerte polémica desató el reglamento de la moratoria, porque la ley parece dejar afuera el ejercicio 2007, y la AFIP aclaró verbalmente que el “espíritu” es que entre
La reglamentación de la moratoria de impuestos y recursos de la seguridad social dejó en duda si se podrá ingresar a este régimen el año 2007, pero fuentes de la AFIP aclararon que “el espíritu del reglamento es que se puedan pagar las declaraciones juradas que debían presentarse hasta abril–mayo de 2008”.

El Gobierno espera recaudar hasta $ 3.000 millones por la moratoria y el blanqueo de capitales.

Conforme al texto del artículo

2 de la resolución, podrán incluirse en la moratoria las obligaciones impositivas vencidas hasta el 31 de diciembre de 2007, “considerándose a tales fines las correspondientes a los períodos fiscales vencidos a dicha fecha”.

Para Mauricio Pérez Mesa, del estudio Cárdenas, Di Ció, Romero, Tarsitano & Lucero, las obligaciones impositivas anuales vencidas a esa fecha son las correspondientes al período fiscal 2006, cuyas declaraciones juradas se presentaron en el transcurso de 2007.

En consecuencia, añadió, las obligaciones impositivas anuales del período fiscal 2007 no se encuentran incluidas en la ley ya que su vencimiento se produjo con la presentación de las declaraciones juradas en abril-mayo de 2008.

Sin embargo, una alta fuente de la AFIP aclaró a El Cronista, que para el organismo, sí se podrán incluir en la moratoria todas las deudas por el ejercicio 2007, porque ese es “el espíritu de la reglamentación”.

La fuente oficial explicó que los redactores de la norma hicieron lo que pudieron debido a que la ley es bastante restrictiva en su redacción, que parece dejar afuera a 2007.

Un dato importante de la reglamentación de la moratoria es que se determina la forma de disponer el levantamiento de embargos, dijo Nicolás Malumian, del estudio Malumian y Fossati.

“Aclara que, de haberse sufrido embargos sobre fondos y/o valores de cualquier naturaleza, depositados en entidades financieras o sobre cuentas a cobrar, así como cuando se hubiera efectivizado la intervención judicial de caja, la dependencia interviniente de la AFIP –una vez acreditada la adhesión al régimen y la presentación del formulario de declaración jurada 408 (Nuevo Modelo)– dispondrá el levantamiento de la respectiva medida cautelar sin transferencia de los fondos que se hayan incautado, los que quedarán a disposición del contribuyente”, indicó, y añadió que, “de tratarse de una medida cautelar que se hubiera efectivizado sobre fondos o valores depositados en cajas de seguridad, el levantamiento deberá disponerlo el juez que la hubiera decretado”.

En el caso de optarse por la cancelación de la deuda mediante el plan de facilidades, las restantes medidas cautelares se mantendrán vigentes y a pedido del interesado, podrán sustituirse por otra medida precautoria o por garantía suficiente a satisfacción de la AFIP, dice la norma.

En otro orden, se aclara que están excluidos de la moratoria, entre otros conceptos, los siguientes:

n Aportes y contribuciones a las obras sociales, excepto los correspondientes al monotributo.

n Aportes y contribuciones a la seguridad social para empleados domésticos.

n Las obligaciones e infracciones vinculadas con regímenes promocionales que concedan beneficios tributarios.

n Deudas aduaneras.

n Las cuotas de planes de facilidades de pago vigentes.

nEl IVA correspondiente a las prestaciones de servicios realizadas en el exterior.

n Las cotizaciones fijas por los trabajadores en relación de dependencia de monotributistas.

Comentá la nota