Afiliado al radicalismo y amigo de Menem.

El imperio de Juan Carlos Relats y sus vínculos con el poder son muy anteriores a la llegada de Néstor Kirchner a la Casa Rosada. Nacido en una familia de clase media en Rufino, Santa Fe, Relats se recibió de ingeniero civil en la Universidad del Litoral y se perfeccionó en Alemania.
Tras desempeñarse como jefe de Obras Públicas en la ciudad de Corrientes y como jefe de la Dirección de Vialidad de esa provincia, en 1971 incursionó en el negocio de la construcción con Raúl Clebañer, que fue su socio hasta la década pasada.

Afiliado radical, entabló una gran relación con Raúl Alfonsín, al que hospedó varios meses en el Hotel Panamericano de Buenos Aires, durante la campaña de 1983. Tras su victoria sobre el PJ, Alfonsín lo invitó a cenar a la quinta de Olivos.

Con Carlos Menem y Eduardo Duhalde solía compartir noches de pesca en su casa en Corrientes. En esa época cerró gran parte de los contratos por los que el Estado aún le debe $ 109 millones, monto que terminó de ser reconocido durante el gobierno de Kirchner.

El hotel de Relats también le sirvió de base a Fernando de la Rúa, durante la campaña de 1999.

Comentá la nota