Son 21 los afectados por leptospirosis

Se confirmaron 2 casos en el nodo Reconquista, 1 en el nodo Venado Tuerto. Pero no se registraron casos en el nodo Rafaela.
Desde el inicio del año 2010 se confirmaron por laboratorio 21 casos de leptospirosis en la provincia de Santa Fe, según los datos suministrados por el Ministerio de Salud.

La directora provincial de Promoción y Prevención de la Salud, Andrea Uboldi, dijo que "desde el 03 de enero al 02 de febrero se confirmaron, por laboratorio, en la región de Salud nodo Santa Fe 10 casos y con diagnóstico clínico compatible se registraron 2".

"En tanto, se confirmaron 2 casos en el nodo Reconquista, 1 en el nodo Venado Tuerto y no se registraron casos en el nodo Rafaela. En el nodo Rosario se confirmaron 8 diagnósticos a través de las pruebas de laboratorio y hay 2 casos con diagnóstico clínico pero los análisis están en estudio", detalló la funcionaria provincial.

Uboldi indicó que se "continúa trabajando con los equipos de salud para reforzar la notificación de casos sospechosos, recorriendo los barrios afectados en búsqueda de nuevos cuadros febriles sin foco, toma de muestras y tratamiento precoz, indicando quimioprofilaxis y relevando las condiciones ambientales del lugar a los fines de pautar las acciones necesarias a seguir para mejorar la calidad de vida de la población".

LA ENFERMEDAD

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana que afecta a seres humanos y a animales, también conocida con el nombre de «Fiebre de los Pantanos o del Fango», ya que una de las formas de adquirirla está ligada al agua, a terrenos húmedos, anegados, y a posteriores inundaciones.

Las ratas son el principal reservorio de la enfermedad, las cuales eliminan las leptospiras -bacteria causante de la misma- por la orina, contaminando el medio ambiente. Los perros, bovinos, porcinos y equinos, son los animales que más la padecen.

Tienen mayor riesgo de infectarse las personas que en las últimas semanas han estado en zonas inundadas o aquellas que realizan actividades recreativas o laborales sumergidos en agua de arroyos, lagunas, zanjas y, fundamentalmente, en agua estancada.

También es posible contraer la enfermedad por contacto de la piel o de las mucosas con barro, suelos y materiales húmedos (escombros, basura), contaminados con orina de animales.

FORMAS DE TRANSMISION

El hombre se infecta por la exposición al agua o a través del consumo de alimentos contaminados, pudiendo desarrollar una enfermedad que puede variar desde un cuadro parecido a la gripe, hasta una enfermedad grave con compromiso, hepático, renal y pulmonar.

MEDIDAS PREVENTIVAS A ADOPTAR

Sobre las medidas preventivas que la población debe observar, Uboldi resaltó "que debe evitarse el contacto con agua estancada, utilizar medidas de protección adecuadas (botas y guantes) cuando se trabaja en zonas de riesgo y desmalezar la casa, limpiar baldíos y patios".

Asimismo, debe contemplarse "tapar los orificios del hogar por donde puedan ingresar los roedores, eliminar basura y escombros para que no se transformen en refugio de roedores y colocar la basura en recipientes con tapas ajustadas".

Comentá la nota