Más de 200 afectados por la creciente del Paraná trabajarán para la Comuna

El beneficio alcanzará a ladrilleros y carreros que perdieron sus fuentes laborales debido a la altura del río. Se encargarán de tareas bajo el mando de la Subsecretaría de Obras y Servicios Públicos. Ya se reparten herramientas.
La Municipalidad de Corrientes dispuso un sistema de fuentes de trabajo en atención a la emergencia hídrica por la creciente del río Paraná, que pagará por el trabajo de más de 200 jefes de familias ladrilleras y carreras en situación de desocupación.

Ante el avance del agua, según los datos aportados por el presidente de la Asociación de Ladrilleros de Corrientes, Julio Avasolo, el 80 por ciento de la producción del ladrillo está parada, con obrajes fuera de funcionamiento y la materia prima de los bañados sumergidos por el Paraná, mientras que para el sector de carreros la principal fuente laboral a través del acarreo de ladrillos y arena "es casi inexistente".

En consecuencia y tras reuniones con el jefe del Ejecutivo Municipal, Carlos Espínola y funcionarios de su cúpula ligados a Desarrollo Humano y Economía Social, conformaron un plan de acción "para dar trabajo a los afectados por la emergencia" y alejarse de la idea del subsidio y acercarse a la propuesta del pago por el esfuerzo".

Espínola teniendo en cuenta las dificultades financieras del Municipio, planteó la posibilidad de una ayuda económica en contrapartida de tareas comunitarias voluntarias por parte de los sectores y rubricó un acuerdo por un subsidio en concepto de "acompañamiento y ayuda".

DISPOSITIVO LABORAL

En diálogo con EL LIBERTADOR, el subsecretario de Economía Social, Fabricio Bin, explicó que esta medida alcanza a "más de 200 desocupados por la creciente" y que por el momento trabajarán en calidad de contratados por la Municipalidad, para luego integrarse y formar parte en definitiva del "Plan Argentina Trabaja".

Los contratados realizarán labores en sus barrios, como agentes municipales, bajo la supervisión y monitoreo de los equipos técnicos de Economía Social y Subsecretaría de Obras y Servicios Públicos de la Comuna, ya que entre las tareas se le adjudicó el desmalezamiento, zanjeo, cuneteo y limpieza y mantenimiento de desagües de los asentamientos vecinales.

Días atrás se inició la entrega de herramientas de trabajo, palas de punta, palas redondas, carretillas, bolsas de consorcio, rastrillos, machetes, botas de goma y guantes reglamentarios para comenzar con las tareas "que contribuirán a mejorar el sector en el que habitan", recalcó.

Los primeros en recibir los equipos fueron 60 carreros del barrio La Olla y durante esta semana continuará por el sector ladrilleros de los barrios de las 16 zonas de obrajes en Capital.

Accederán a la posibilidad laboral cerca de 150 ladrilleros de los barrios Molina Punta, Río Paraná, Quinta Ferré, Caridi, Santa Marta, Punta Taitalo, Sol de Mayo, Itatí, Esperanza, Ex Coca Cola, entre otros.

Comentá la nota