Uno de los afectados, de acuerdo con la medida

La agencia de motos de Tucumán y ruta 8 inauguró las fajas de clausura del nuevo plan de control fiscal.
El dueño de la agencia de motos clausurada ayer por el Municipio, Santiago Piermarini, se mostró de acuerdo con la medida adoptada contra su comercio: "está correcto lo que hizo el Municipio, si brego porque todos paguen y estén en regla no tengo por qué quejarme" y contó: "los procesos fueron los correctos teníamos una intimación que un empleado administrativo cajoneó y no se la dio al contador, ni a nosotros. Ahora hay que pagar y levantar la clausura".

El joven empresario cerró: "si los comerciantes y empresarios queremos que todo esté bien y no haya competencia desleal, como la hay, tenemos que estar bien nosotros. No me puedo quejar de la actuación del Municipio".

Comentá la nota