Afecta a 10 mil pampeanos el aumento del monotributo

El gobierno envío al Congreso para su aprobación un aumento a partir del 1º de enero de 2010 del aporte que realizan cada 30 días todos los monotributistas. La suba será en dos de sus tres componentes (previsional y aportes a la obra social, quedando fuera el impositivo).
Unos 1,2 millones de contribuyentes en todo el país serán alcanzados por una suba promedio del 85% (el porcentaje varía para cada categoría) en el monotributo, lo que implicará que 10.723 pampeanos que abonan aquel gravamen tendrán que erogar unos 11,7 millones más.

En concreto, las nuevas escalas de cotizaciones con destino al Sistema Nacional del Seguro de Salud implican que las dos categorías más bajas (facturación mensual de 1.000 a 2.000 pesos) serán las más castigadas. Por ejemplo, para los monotributistas del régimen general que tengan una facturación de $1.000 mensual, que pagaban 114,75, ahora pasarán a abonar 213, mientras que los de 2.000 por mes pasarán de 122,75 a 219 y los de 3.000 pasarán de 156,75 a 255 pesos.

Ante los airados reclamos de la CGT por la descapitalización de las obras sociales y a la necesidad del gobierno de incrementar sus ingresos fiscales, se envió el proyecto de ley para aumentar los aportes que los monotributistas pagan por obras sociales.

El aumento implica una mejora de $ 75 millones en los ingresos mensuales de las obras sociales. Según datos de la AFIP, en 2008 el número de monotributistas era de 1.970.000 y en 2009 se incrementó a 2.104.000. Esta suba de las contribuciones alcanzará, en porcentajes dispares, como se explicó, a más de 2 millones de personas.

Según lo previsto, se elevará de $ 46,75 a $ 70 el aporte a la obra social y de $ 35 a $ 110 el destinado al sistema jubilatorio en forma uniforme para todas las categorías. Como no cambiarán las sumas de la parte impositiva del monotributo -variables según la categoría de inscripción-, el impacto en el bolsillo será más fuerte para quienes declaran menor facturación.

El nuevo sistema.

El ministro de Economía, Amado Boudou y el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, enviaron al Congreso el proyecto ley de Nuevo Régimen de Monotributo, que prevé aumentos del orden de 85% para las dos categorías más bajas, lo que afectaría a unos 700.000 inscriptos (10.723 en La Pampa).

La norma amplía el alcance del régimen para las locaciones de servicios de $ 72.000 hasta $ 200.000 por año y para el resto de las actividades de $ 144.000 hasta $ 300.000. El proyecto no modifica la parte impositiva e incorpora valores más altos para las nuevas escalas. Además, aumenta las sumas fijas del aporte jubilatorio, que va de $ 35 a $ 110, y de la obra social, que aumenta de $ 46,75 a $ 70.

Ese aumento hace que el impacto del cambio sea más grande en las categorías inferiores. Por ejemplo, la cuota de la categoría más baja -hasta $ 1.000 de facturación mensual- sube de $ 114,75 a $ 213 por mes, un incremento de 85,6%. Las empresas o particulares cuyos ingresos brutos anuales se encuentren entre 200.000 y 300.000 podrán permanecer en el régimen, siempre y cuando den cuenta de una cantidad mínima de personal en relación de dependencia, que varía según los montos. Deberán reconocer un empleado las que tengan ingresos de hasta 235.000; dos, hasta 270.000; y tres, hasta 300.000 pesos. Así, en la categoría más baja (la A) en la que un aportante paga actualmente $ 114,75 (con obra social y aportes sociales) pasaría a pagar $ 213, un 80% más. En el cuadro anexo puede apreciarse como es la progresión de la suba según la categoría para la locación de servicios y/o locaciones (para el resto de las actividades surgen las categorías J,K y L cuyos pagos totales son 2.180, 2.530 y 2.880 respectivamente).

Datos pampeanos.

Según el Presupuesto, Nación reintegrará a La Pampa en 2010 apenas 12 millones de lo que la AFIP recaudará ($27,5 millones) por aquel gravamen de los cuales 18,5 millones correspondieron a Santa Rosa y 9 millones a la Agencia General Pico. En 2007 el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes había recaudado apenas 13,4 millones, es decir que tuvo en su primer año un crecimiento del 25,8% ($3,48 millones más). En 2009 aquella gabela apenas representa el 1,79% de todos los impuestos nacionales que se recogen en La Pampa.

En Santa Rosa se recaudó para 6.340 contribuyentes $10.680.235 y en Pico $6.187.52 para 3.695 inscriptos. Aquel régimen impositivo permite adherirse a todos los pequeños contribuyentes que no excedan ciertos parámetros de facturación, energía eléctrica consumida o superficie afectada al negocio. Esta medida es criticada dado que la inflación afecta a la facturación; es decir, provoca que los monotributistas se pasen a categorías más altas a medida que aumenta su facturación. Esas categorías implican mayores aportes y una solución, en análisis aún, es agregar categorías más altas para evitar que pequeños se pasen al régimen general por la inflación o que se incentive la facturación en negro.

El límite para poder ingresar era de $72.000 anuales para prestadores de servicios y de $144.000 para otras actividades. De aprobarse el proyecto los incrementos serán notables y los más afectados serán los de las dos categorías más bajas. Cierto es que a pesar de la inflación, las escalas del monotributo -que fueron establecidas en 1998- no se fueron actualizando.

Con los cambios, muchos monotributistas deberán subir de categoría aunque en términos reales ganaran lo mismo, mientras que el que no estaba en el sistema porque factura por encima del tope establecido podrá ingresar, pero demostrando ingreso de personal.

Comentá la nota