Aeronavegantes: la Justicia pone más presión al conflicto

Una jueza intimó al Gobierno a poner en funciones en el gremio a la lista opositora.
La jueza Beatriz Ferdman volvió a intimar ayer al Ministerio de Trabajo para que ponga en posesión de sus cargos a los integrantes de la Lista Celeste en la conducción de la Asociación Argentina de Aeronavegantes. Esta vez ordenó hacerlo "en forma inmediata" y "si fuera necesario con el auxilio de la fuerza pública".

De resultar necesario, aclaró la magistrada, el Ministerio debe actuar con ayuda de la policía para "allanar el domicilio y violentar las cerraduras" de la de sede sindical, ubicada en Bartolomé Mitre 1906, de esta Capital, con el fin de instalar a la nueva dirección sindical.

Con esta intimación, la Jueza ejecuta un fallo de la Sala IV de la Cámara Nacional del Trabajo que, en base a que detectó fraude, dio vuelta la elección sindical en esa Asociación y proclamó como ganadora a la lista opositora Celeste y perdedora a la lista oficialista Verde encabezada por Ricardo Frecia, alineado con Alicia Castro, ex secretaria general del gremio, y actual embajadora en Venezuela.

Ayer, por la mañana, y en oposición a esta decisión judicial, varios sindicatos aeronáuticos (además de Aeronavegantes, pilotos, técnicos y APA adherido a la CTA) realizaron un paro que afectó las salidas de numerosos vuelos de todas las empresas. Luego, por la tarde el servicio se fue normalizando.

Lo que incidió en el levantamiento del paro fue que el titular de Trabajo, Carlos Tomada citó a esos gremios a una reunión en la sede del Ministerio para imponerlos de la resolución judicial y de la conveniencia que la Directiva Verde de Aeronavegantes acate la orden impartida. Anoche se aguardaba el resultado de esa gestión.

La historia de este conflicto se remonta a fines de 2006. Luego de una serie de impugnaciones por el supuesto fraude en las elecciones de renovación de la Comisión Directiva, en septiembre de 2007, la Justicia ordenó el recuento de los votos de la urna cuestionada.

Ahí apareció que hubo 7 votos más que los emitidos en 2006 y además que boletas para la elección de delegados fueron sumadas "erróneamente" a la de los de la Comisión Directiva oficialista.

Así, los camaristas sostuvieron que el escrutinio definitivo arrojó 831 votos para la Lista Celeste y 815 para la lista Verde, con 14 votos en blanco y 26 anulados. Y proclamaron como ganadora a la lista Celeste.

El problema se agravó porque la Comisión Directiva, impugnada por la Justicia, había convocado en octubre a elecciones que se estaban realizando cuando se conoció el fallo de la Cámara.

Ante esta situación, la Justicia suspendió esas elecciones pero la Junta Electoral Verde prosiguió con los comicios. Y el martes proclamó como ganadora a la lista Verde.

Así, ahora para la Verde hay una nueva Directiva y el fallo de la Cámara no se podría aplicar.

Comentá la nota